publicidad
De izquierda a derecha: Cheo Feliciano, Tony Dandrades y Andy Montanez.

Las batallas de Cheo Feliciano más allá de la música

Las batallas de Cheo Feliciano más allá de la música

El salsero puertorriqueño libró dos grandes batallas en su vida, contra las drogas el cáncer. Ganó ambas.

De izquierda a derecha: Cheo Feliciano, Tony Dandrades y Andy Montanez.
De izquierda a derecha: Cheo Feliciano, Tony Dandrades y Andy Montanez.

A finales de junio del año pasado Cheo Feliciano sorprendió a propios y extraños con un anuncio que estremeció el mundo de la música: tenía cáncer. Pero al mismo tiempo sonrió, como siempre, optimista, y se refugió donde siempre, en la música.

publicidad

Leer: Muere Cheo Feliciano

"Hace dos meses me diagnosticaron un tipo de cáncer que se puede tratar”, dijo el cantante puertorriqueño en un comunicado enviado a los medios. “Gracias a mi Dios, que nunca me ha abandonado en estos 77 años de vida, y gracias para el grupo de excelentes médicos a cargo del cuidado de mi salud, estoy en plena recuperación”, agregó.

Leer: Habló la mujer de Cheo Feliciano

Contó además que su oncóloga, radiólogos y especialistas “todos galenos a la vanguardia de los últimos avances en la medicina, están sumamente optimistas con mi cuadro clínico y me han asegurado que en los próximos meses podré volver a laborar en mi música y reanudar mis presentaciones artísticas”.

Todo indicaba que era una batalla más de las tantas que Feliciano enfrentó en su larga carrera de éxitos. Pero también estaba preocupado por lo que se decía de él y su carrera. “En días recientes un grupo de personas inescrupulosas se han dado a la tarea de llamar a los medios de comunicación para brindar información sobre mi salud, ignorando por completo las leyes de privacidad de HIPPA al igual que las reglas básicas del decoro y respeto al prójimo”, escribió el salsero.

'No me quieren allá arriba' le dijo Cheo Feliciano a Tony Dandrades Univision

“Estoy aprovechando esta oportunidad para expresar públicamente mi agradecimiento por el apoyo incondicional que he recibido, primero de mi familia, mis hijos, nietos, bisnieta y mi roca, mi amada esposa Coco”, subrayó.

Al final de la nota, Cheo Feliciano agradeció por “por tanto amor” que ha recibido en su vida y pidió a sus fans, amigos y familiares que “sigan orando por mi pronta recuperación".

Feliciano siguió cantando, viviendo, soñando…  “No me quieren allá arriba todavía, hay mucho negro allá arriba”, dijo al periodista Tonny Dandrades del show Primer Impacto de la cadena Univision.

“Los caballos andan sueltos”, agregó con una amplia sonrisa, optimista como siempre.

Malos recuerdos

El intérprete de temas clásicos como "Amada mía" o "Anacaona", de 78 años, regresaba a su casa la madrugada de este jueves cuando perdió la vida en un accidente de tránsito. El automóvil Jaguar en el que viajaba se estrelló contra un poste de cemento y murió en el acto. No llevaba puesto el cinturón de seguridad.

publicidad

No todo fueron alegrías en la vida de Feliciano. El 13 de septiembre de 2013, cuando opinó sobre una campaña para legalizar la marihuana en Puerto Rico, dijo que sería un grave error aprobar una ley que permita el consumo mínimo de esta droga y recordó que, "por ignorancia", comenzó a usarla en New York cuando tenía 21 años de edad.

"Supuestamente la droga que menos daño hace es la marihuana", dijo Cheo Feliciano en El Capitolio de Puerto Rico. "Pero lo malo de marihuana es que tanto los ex adictos que están aquí, como yo, y los adictos que están en la calle, comenzamos fumando marihuana. De ahí nos fuimos escalonando, buscando un ‘high’ mayor", confesó.

"Es el principio de un estimulante que siendo tan leve, pues te hace buscar otro más fuerte y por eso es que no me gusta la idea de que se legalice”, apuntó el salsero. Y agrego: “Sé que en parte la marihuana tiene sus propiedades médicas y eso lo puedo ver, pero legalizar el fumar, ¿por qué? No puedo ver a la gente fumando en las calles y permitido, porque sé que es el principio de otras cosas… especialmente en la juventud que no está preparada".

Feliciano también tuvo años tristes, pero los apagó con la música. “Te decían date un toquecito para que veas que chévere vas a cantar o pases un buen fin de semana", relató el cantante el año pasado, cuando luchaba contra el cáncer y para mantenerse libre de un mundo que casi lo deja tirado a mitad de camino entre la fama y el olvido.

publicidad

"Si hubiera escuchado a gente que, como yo, cuenta lo que les puede pasar, nunca hubiera entrado en las drogas", precisó.

Larga lista

Feliciano fue un afortunado entre otros famosos que partieron antes de tiempo a causa del consumo de drogas.

Una de las partidas fue la del actor Philip Seymour Hoffman, quien el 2 de febrero fue hallado sin vida en su apartamento de Nueva York por una sobredosis de heroína.

El nombre de Hoffman se agregó a los nombres de de Marilyn Monroe, Montgomery Clift, Judy Garland, John Belushi, River Phoenix, Heath Ledger, Cory Monteith, Wirney Houston y Chris Kelly, entre otros.

La diferencia entre los demás y Cheo es que Feliciano habló, advirtió, dejó un testimonio de vida que quedará grabado en el tiempo. Como su música, un legado para Puerto Rico y el mundo entero.

“La rumba buena te llama y no la puede gozar,

La bebida te ha gastado la rodilla de bailar y camina de lao…”

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad