publicidad

La foto de un abrazo entre un policía blanco y un niño negro se vuelve viral

La foto de un abrazo entre un policía blanco y un niño negro se vuelve viral

La imagen fue captada en una protesta por el caso Michael Brown e inundó las redes sociales el fin de semana.

En medio de la violencia y los enfrentamientos, la esperanza. La imagen del abrazo entre un policía blanco y un niño negro durante una marcha de protesta en Portland inundó las redes sociales este fin de semana, justo cuando en el país se viven profundas tensiones raciales tras la decisión de un jurado en el caso de la muerte del joven afroamericano Michael Brown en Ferguson.

La imagen fue tomada el pasado martes en Portland (Oregón) por un fotógrafo, Johnny Nguyen, que estaba cubriendo una protesta de rechazo a que el policía blanco Darren Wilson, que mató a tiros a Michael Brown en agosto pasado en Ferguson, Missouri, no vaya a juicio.

publicidad

En la foto aparece el sargento de la policía Bret Barnum, de raza blanca, abrazando al adolescente negro Devonte Hart, de 12 años, a quien se le caen las lágrimas.

La madre del chico, Jen Hart, estaba presente y ha contado en Facebook cómo se produjo el abrazo.

Devonte Hart estaba participando en la protesta, con un cartel en el que ponía "Abrazos Gratis", cuando Barnum se acercó, le extendió la mano y le preguntó por el motivo de sus lágrimas.

Según el relato de la madre, Devonte le habló de la "brutalidad" de la Policía hacia los chicos negros. El sargento le respondió: "Sí, lo sé. Lo siento, lo siento". Y le preguntó si podía recibir él uno de esos "abrazos" gratis. El fotógrafo captó el momento y la imagen se disparó por las redes sociales cuando vio la luz.

"Cuando me topé con Devonte, que sostenía un letrero de "Free Hugs" y vi las lágrimas que corrían por su rostro, supe allí mismo que había algo especial en él", dijo Nguyen a CNN."Mi instinto me dijo que me quedara en el lugar a pesar de otras oportunidades de fotos en la multitud", contó el fotógrafo que se mostró sorprendido por la repercusión que ha tenido la imagen.

"Pensé, qué gran escena. Una escena de gran alcance. Una escena con un mensaje que debía ser comunicado. Una escena de unión", dijo. "Al final se abrazaron y me acerqué tan cerca como pude", agregó.

publicidad

La muerte de Brown en Ferguson ha reabierto el debate sobre la supuesta discriminación racial que practica la Policía en Estados Unidos contra jóvenes afroamericanos.

El jurado que analizó el caso de Michael Brown anunció el lunes pasado su decisión de no imputar a Wilson, de 28 años, por la muerte del joven de 18 años, quien murió tras ser baleado el pasado 9 de agosto. El joven había sido acusado de robar una caja de cigarrillos en un supermercado de Ferguson, un suburbio de St. Louis.

El agente Wilson afirmó en una entrevista con la cadena de televisión ABC que lamenta el suceso pero que tiene "la conciencia tranquila".

Wilson sostiene que Brown lo agredió e intentó apoderarse de su arma, versión que contradice el relato de algunos testigos, entre ellos un amigo que acompañaba a la víctima.

Según esos testigos, el agente efectuó varios disparos contra el joven cuando éste iba desarmado y tenía los brazos en alto, en actitud de sometimiento.

El caso ha provocado decenas de marchas en todo el país. El anuncio del jurado reavivió la ola de protestast y la violencia que encuentra en esta imagen un oasis de esperanza.

Con información de EFE

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad