publicidad

Irlanda ordena a la primera mujer obispo

Irlanda ordena a la primera mujer obispo

Pat Storey es la primera reverenda en alcanzar el cargo de obispo de la Iglesia Anglicana tanto en el Reino Unido como en la República de Irlanda.

El proyecto para incluir a las mujeres había sido rechazado en 2012

Pat Storey es una mujer de 53 años, esposa, madre de dos hijos y también se ha convertido en la primera reverenda que alcanza el cargo de obispo de la Iglesia Anglicana tanto en el Reino Unido como en la República de Irlanda.

En un ambiente en el que la mujer ha sido relegada por siglos, Pat Storey hizo historia al ser investida como “Obispa” en una ceremonia celebrada en Dublín, Irlanda, de acuerdo a la agencia Efe.

Opina sobre esta nota en nuestros foros

El miércoles 20 de noviembre, el sínodo general de la Iglesia anglicana de Inglaterra abrió la ordenación de mujeres obispos al apoyar un proyecto que recibió 378 votos a favor, 8 en contra y 25 abstenciones.

No obstante que formalmente la decisión de incluir a las mujeres fue avalada en noviembre, la reverenda Pat Storey fue elegida el pasado septiembre por la Iglesia de Irlanda (rama irlandesa de la Iglesia de Inglaterra) para ocuparse como obispa de la diócesis de Meath y Kildare, cerca de Dublín.

A Storey le tocará abrir una importante brecha para las mujeres de la Iglesia Anglicana, toda vez que la decisión sobre incluirlas en cargos de alto rango había sido rechazada en noviembre de 2012, según informes de AFP.

En Irlanda hay más católicos que anglicanos

Pat Storey, quien era la antigua rectora de St. Augustine en Derry (Irlanda del Norte), fue ordenada para su nuevo cargo religioso el sábado 30 de noviembre en la catedral dublinesa de la Iglesia de Cristo y la ceremonia fue oficiada por el arzobispo de Dublín, Michael Jackson.

publicidad

Esta es la primera vez que una mujer es investida obispo dentro de la Iglesia de Inglaterra, mayoritaria en el Reino Unido y que sigue dividida internamente sobre el papel femenino en su jerarquía.

Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Estados Unidos tienen mujeres obispos, pero las iglesias anglicanas en muchos países en vías de desarrollo se oponen al clero femenino y están trabajando de forma conjunta para hacer campaña en contra de tales reformas, de acuerdo con la agencia Reuters.

La Iglesia de Irlanda, rama autónoma de los anglicanos (protestantes), es minoritaria en la república, con unos 390,000 feligreses frente a los 3.8 millones de católicos registrados en 2011, reportó Efe.

En Irlanda del Norte, de donde procede la nueva obispa, los anglicanos son el tercer credo después de los católicos y los presbiterianos.

El esposo de Pat Storey también es reverendo de la Iglesia Anglicana

Durante la ceremonia donde se ordenó a Storey, el reverendo Nigel Parker le rindió tributo y dijo sobre ella que había respondido "al amor del Padre con amor, confianza y obediencia".

"Te has entregado de corazón a él y a su Iglesia, sirviendo a su gente como diácono y cura, enseñando las Escrituras y siendo pastora con esa extrema franqueza -tu marca personal- que habla de la verdad en el amor, con una risa a punto y un exquisito sentido del humor", subrayó.

publicidad

El reverendo destacó su capacidad organizativa y evangélica e invitó a la plegaria para acompañarla en "la llamada de Dios a una vida de servicio y sacrificio más profundo", en la que se consagra "a él, a su Iglesia y a su Causa".

La nueva obispa está casada con el reverendo anglicano Earl Storey y tiene dos hijos, Luke, de 22 años, y Carolyn, de 25.

Storey dijo estar "emocionada" y "abrumada"

Storey se crió en Belfast y cursó Filología francesa e inglesa en el Trinity College de Dublín, antes de estudiar en el Colegio de Teología de la Iglesia de Irlanda.

Fue ordenada diácono en 1997 y el año siguiente se convirtió en cura y ofició en las parroquias de Ballymena y Glenavy, al tiempo que también trabajó con gente joven.

Desde 2004 era rectora de St. Augustine en Derry hasta que en septiembre la cúpula anglicana la eligió obispa de la diócesis de Meath y Kildare, cuatro meses después de que el Colegio Electoral Episcopal no consiguiera elegir un candidato.

En aquel momento, Storey dijo que estaba "emocionada" y "abrumada" por la designación, con la que sustituye a Richard Clarke, nombrado a su vez arzobispo de Armagh en diciembre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad