publicidad
Los secuestros se incrementaron más de 800% entre 2012 y 2014.

Finge secuestro para cobrar el dinero que su madre ganó en la lotería

Finge secuestro para cobrar el dinero que su madre ganó en la lotería

El hombre, al enterarse de que su mamá ganó la lotería, decidióengañarla y simular que estaba secuestrado.

Los secuestros se incrementaron más de 800% entre 2012 y 2014.
Los secuestros se incrementaron más de 800% entre 2012 y 2014.

Un joven de Várzea Paulista, en el estado de Sao Paulo, Brasil, fue arrestado por la Policía Civil por haber simulado un secuestro con el propósito de conseguir el dinero que su madre había ganado en un sorteo de lotería, informaron las autoridades.

La mujer había jugado al sorteo “Mega da Virada” junto con 21 funcionarios más del hospital donde trabajaba como limpiadora.

Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision. 

Sin embargo, su hijo, al enterarse de que había ganado, decidió engañarla y simular, junto con un amigo, que estaba secuestrado.

Según informaciones de la Policía Civil recogidas por medios locales, el chico llamó a la madre para decirle que debía entregarle a un amigo de él la cantidad de 250,000 reales (unos 100,000 dólares).

publicidad

El motivo de pagarle al amigo era que, teóricamente, él había avanzado el pago del rescate, después de haber tenido que vender una casa, un automóvil y una moto. Pero todo era falso.

Durante la negociación del secuestro, la mujer que había ganado unos 800,000 dólares llamó a la Policía.

Los investigadores comenzaron a desconfiar de las conversaciones y descubrieron que era el hijo quien estaba simulando el secuestro.

La Policía orientó a la mujer que, como apuntaron los supuestos secuestradores, consignara un dinero por debajo de lo que su hijo le pedía y, a través de las imágenes registradas en el banco, se consiguió ver que quien sacaba las cantidades era el chico.

Ambos jóvenes, el hijo y su amigo, fueron enviados a prisión preventiva.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad