publicidad
El Papa Francisco, a bordo del papa móvil, saluda a los fieles en la explanada de la Plaza de San Pedro.

El Papa manda a construir duchas para los vagabundos en el Vaticano

El Papa manda a construir duchas para los vagabundos en el Vaticano

Francisco ordenó al limosnero de la Santa Sede que inicie los trabajos de construcción el 17 de noviembre.

El Papa Francisco, a bordo del papa móvil, saluda a los fieles en la exp...
El Papa Francisco, a bordo del papa móvil, saluda a los fieles en la explanada de la Plaza de San Pedro.

El Papa Francisco ordenó construir duchas en los baños ubicados a un lado de la Plaza de San Pedro, para que sean utilizadas por los vagabundos que circundan el Vaticano.

La noticia fue publicada hoy por el diario "La Stampa", que explica que Francisco tomó esta decisión después de que el limosnero del papa, Konrad Krajewski, le comunicase que las personas sin hogar que duermen cada noche bajo las columnas realizadas por Gian Lorenzo Bernini no encuentran sitios para asearse.

Las duchas serán construidas en los baños colocados bajo la imponente Columnata del Bernini y comenzarán el próximo 17 de noviembre, dijo Krajewski.

La iniciativa involucrará al Vaticano pero se extiende a una decena de parroquias ubicadas en los barrios residenciales de Roma, donde se construirán otras duchas para las personas que viven en la calle.

publicidad

“Acababa de salir de la Iglesia del Espíritu Santo, a donde voy a confesar. Me encontré a Franco, un vagabundo, en Vía della Conciliazione. Me dijo que ese día cumplía 50 años y que desde hacía 10 vivía en la calle”, dijo Krajewski.

Según el rotativo, el vagabundo se trata de un italiano llamado Franco. Tras saber Krajewski que era su cumpleaños, lo invitó, pero éste lo rechazó porque se avergonzaba ya que "olía mal".

"Le llevé de todas maneras a comer, a un restaurante chino, y me explicó que en Roma siempre se consigue algo para comer, pero que faltan sitios para lavarse", explicó el limosnero del papa al rotativo.

El clérigo es el “brazo caritativo” de Francisco, quien lo eligió personalmente (y a quien todos en el Vaticano conocen como "Don Corrado") y le advirtió que en la cuenta bancaria de la Lismonería Apostólica no debe quedar un euro, porque todo debe usarse para ayudar a los que menos tienen.

Dijo que el mendigo con quien cenó le comentó que las personas de la calle encuentran a menudo lugares para comer, dormir y lavarse, pero que siempre están llenos y las colas son largas.

“En el evangelio Jesús siempre usa la palabra ‘hoy’… Y hoy debemos responder a la necesidad. No es sencillo porque es más fácil hacer ‘panini’ que ocuparse de un servicio de duchas. Se necesitan voluntarios, se necesitan toallas, ropa interior”, apuntó.

publicidad

Entre los que han apoyado la iniciativa está el tenor italiano ciego Andrea Bocelli, que con su fundación donó una importante cantidad, mientras un senador invitó a una empresa a regalar las obras para construir las duchas en las parroquias que todavía no tengan.

El papa siempre ha mostrado una gran atención por estas personas que duermen bajo las columnas de San Pedro y en los alrededores, y manda a Krajewski a que les de dinero y artículos de primera necesidad como comida y mantas.

El pasado 17 de diciembre, día de su cumpleaños, Francisco invitó a que comieran con él en la Casa de Santa Marta a cuatro de estas personas sin hogar.

La Limosnería apostólica se financia con las donaciones y con los cerca de 250.000 euros que cada año se recogen de la venta de los pergaminos bendecidos por el papa, que cuestan entre 5 y 15 euros, y que se piden para bautismos, bodas y otras ocasiones.

(Con información de Notimex y Efe). 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad