publicidad
Jaxon nació con una condición que hace que no tenga gran parte de su cerebro y cráneo.

El milagro del pequeño Jaxon

El milagro del pequeño Jaxon

Jaxon Buell desafió las posibilidades que le dieron de vida y el pasado domingo cumplió sus 13 meses.

MIAMI, Florida - La ciencia pronostica ciertas cosas, pero hay milagros ocurriendo todos los días.

Este es el caso del pequeño Jaxon Buell de la Florida, quien nació con anencefalia, un defecto congénito que afecta el tejido que crece en el cerebro y la médula espinal.

Los médicos le dijeron a sus padres que el niño nunca podría ver, hablar o escuchar y que no sobreviviría más allá de algunos meses, según informaron varios medios digitales.

Pero Jaxon desafió las posibilidades y el pasado domingo cumplió sus 13 meses.

"Ellos nos dijeron dos semanas, dos meses, dos años. Ahora, finalmente nos están diciendo 'no sabemos'", le dijo la madre de Jaxon a una estación local de Orlando.

Pero a pesar de que el pequeño no tiene gran parte de su cerebro y cráneo, este ha logrado sobrevivir, incluso está aprendiendo a hablar.

"Todos los doctores con los que hemos hablado están fascinados con que Jaxon está aquí hoy, y ya no pueden predecir más una prognosis", escribió el papá de Jaxon, Brandon Buell, en su página de Facebook.

Los médicos del Boston Children's Hospital modificaron un poco el diagnóstico de Jaxon: microhidroencefalia.

Esto significa que el niño tiene el tallo cerebral [base del cerebro], sin embargo es más fino de lo que debería ser.  Su cerebelo tampoco se formó debidamente y su corteza cerebral es casi inexistente.

publicidad

Los Buell han documentado la valiente travesía del pequeño Jaxon en Facebook publicando fotos, videos, artículos dedicados a su milagro de vida y actualizaciones de su desarrollo.

Además, ellos tienen una página para donaciones en GoFundMe para ayudarlos con los gastos médicos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad