publicidad

El hombre que guardaba una bomba de la II Guerra Mundial

El hombre que guardaba una bomba de la II Guerra Mundial

Un octogenario provocó la evacuación de una comisaría de Londres al entregar una bomba de mortero desactivada.

A sus 80 años un hombre guardaba con orgullo una bomba de mortero de la Segunda Guerra Mundial en casa, hasta que decidió entregarla durante una campaña de recogida de armas en una ciudad de Londres. Su inocente acción provocó la evacuación de una comisaría hasta que llegaron los expertos en bombas para revisar el artefacto.

La zona fue acordonada y la comisaría de Sutton, al suroeste de Londres, evacuada parcialmente para evitar posibles riesgos, a la espera de la revisión del artefacto por parte de los especialistas en explosivos.

La normalidad regresó al lugar una hora después cuando los artificieros catalogaron el artefacto como "seguro". Los expertos también explicaron que el artefacto carecía de detonador por lo que en el pasado pudo usarse para "el entrenamiento" de los soldados.

El hombre de Wigmore Road, Carshalton, declaró que la bomba, que perteneció a su padre, reposó durante años en la repisa de su chimenea como pieza de decoración que evocaba décadas pasadas.

La bomba de mortero, original de los pasados años 40, según la descripción de los expertos, mantuvo su aspecto original por la limpieza regular a la que la sometió el hombre.

El inspector jefe de la Policía, Andy Brittain, afirmó a la BBC que creyeron apropiado llamar a los expertos para confirmar que el aparato no era peligroso y, a la espera de la valoración sobre su seguridad, tomaron "las medidas necesarias para proteger a los trabajadores y civiles que se encontraban en el edificio".

publicidad

El programa de recolección de armas está diseñado para recopilar armas y municiones ilegalmente obtenidas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Like most children in this country, Arlette Espaillat is fighting to improve her reading comprehension skills. This is especially difficult for Arlette: she moved to the US from the Dominican Republic only two years ago, and she cannot yet read at the level that experts recommend for her grade. Here is her story.
publicidad