publicidad
Se aviva la polémica entre la privacidad y la seguridad nacional

Edward Snowden fue el personaje del año después del Papa

Edward Snowden fue el personaje del año después del Papa

Las revelaciones en 2013 del analista informático provocaron una tempestad diplomática y varios temores.

Se aviva la polémica entre la privacidad y la seguridad nacional
Se aviva la polémica entre la privacidad y la seguridad nacional

Las revelaciones en 2013 del analista informático Edward Snowden sobre el espionaje estadounidense provocaron una tempestad diplomática y varios temores.

La onda expansiva causada desde principios de junio por las revelaciones de Snowden, devenido a sus 30 años en informante solitario, provocó una fuerte sacudida.

¿Qué opinas sobre las labores de espionaje de EEUU?

Prófugo de la justicia tras ser acusado de espionaje y tachado de "traidor" por unos y de "héroe" por otros, Snowden obtuvo un asilo temporal en Rusia.

El joven filtró a la prensa, principalmente al diario británico The Guardian, decenas de miles de documentos que detallaban las capacidades de espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), que hasta ese momento estaban rodeadas de secreto.

publicidad

Tan en las sombras estaba la NSA, que se decía que sus siglas realmente significaban "Never Say Anything" ("Nunca digas nada").

Snowden, que fue considerado por Time como el segundo personaje del año después del Papa, dijo a la revista que decidió desafiar sus obligaciones cuando tuvo consciencia del alcance de los programas de vigilancia.

"Lo que más nos preocupa no es que esta vigilancia pueda ocurrir teóricamente, sino que fue hecha sin que la mayoría de la sociedad ni siquiera fuera consciente de que era posible", dijo a Time en una entrevista por correo electrónico.

Washington enfrentó la ira de sus aliados

Con la multiplicación de las revelaciones, el mundo descubrió con pavor la extensión de los programas de vigilancia electrónica de la NSA.

Organizaciones estadounidenses de defensa de las libertades individuales y la vida privada denunciaron entonces la existencia de un "Big Brother", en alusión a la novela "1984" de George Orwell.

El escándalo llevó al presidente Barack Obama a prometer desde agosto reformas para incrementar la "transparencia" de los programas de vigilancia. Washington también tuvo que lidiar con la ira de sus aliados.

Pero "no habrá cambios mayores", pronosticó James Lewis, experto del CSIS, un grupo de reflexión de Washington, en declaraciones a la AFP.

publicidad

Hasta ahora, solo un 1% de los 58.000 documentos entregados por Snowden han sido divulgados, según un responsable de The Guardian. Pero para Lewis, lo peor de la tormenta para el gobierno estadounidense puede haber quedado atrás.

"Será difícil que se produzcan más revelaciones espectaculares. Se podrán seguir dando a conocer detalles específicos que afecten a los programas de espionaje, pero el efecto político ya se logró", consideró.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad