publicidad

Afganistán nombra a su primera jefa de Policía

Afganistán nombra a su primera jefa de Policía

Se llama Jamila Bayaz y llevaba 32 años en la Fuerza. “Estoy segura de que seré una buena jefa de Policía", prometió.

Primera mujer afgana en ser jefa de policía Univision

Jamila Bayaz  hizo historia hoy. Esta afgana se convirtió en la primera jefa de Policía en su país. La mujer comenzó hoy su trabajo al frente de las fuerzas de Seguridad en un distrito de Kabul, tras su nombramiento ayer como la primera mujer que ocupa el cargo de máximo responsable policial en Afganistán.

"Es la primera vez que el Ministerio del Interior nombra a una mujer para un cargo así y serviré a mi país lo mejor que pueda", dijo a Bayaz, quien hasta ahora estaba destinada en la rama de investigación del Cuartel General de la Policía en la capital.

La mujer fue nombrada el martes responsable del distrito número 1 de Kabul, una zona administrativa y de negocios situada en la parte vieja de la ciudad.

"Prometo que serviré a los oprimidos y lucharé contra los ataques de nuestros enemigos", añadió la mujer que tiene el cargo de coronel.

Afganistán cuenta con 160,000 policías, de los que apenas  2,200 son mujeres y quienes trabajan principalmente en cuestiones de género y en unidades administrativas. Se calcula que se necesitan al menos 12,000 mujeres más dentro de la Fuerza.

Este se trata de un logro muy significativo, en especial luego de que los talibanes prohibieran a las mujeres trabajar fuera de casa y salir de sus hogares sin estar acompañadas por un miembro masculino de su familia entre 1996 y 2001.

publicidad

Tras el derrocamiento de los fanáticos religiosos por parte de las fuerzas de la OTAN lideradas por Estados Unidos, algunas mujeres comenzaron a trabajar y ocupar puestos de responsabilidad en Afganistán.

"El ministerio tiene planes para nombrar a más mujeres policías en puestos de más importancia, como jefa de Policía provincial y viceministras", dijo un portavoz de la cartera de Interior, Sadiq Seddiqi, en la ceremonia en la que Bayaz asumió su cargo.

Una labor peligrosa para la nueva responsable del distrito 1 de Kabul, ya que las mujeres policías se han convertido en objetivo de los talibanes en los últimos tiempos.

En el mes de septiembre pasado, la teniente Negar fue tiroteada y falleció en Lashkar, capital de la provincia sureña de Helmad, pocos meses después de que su predecesora en el puesto, Islam Bibi, también fuese asesinada, entre otros casos recientes.

Un trabajo que además se vuelve más inseguro cada día que pasa con el repliegue de las tropas internacionales que concluirá a finales de 2014, lo que obliga a las fuerzas de Seguridad afganas a asumir más responsabilidades y riesgos.

"Esta claro que es un trabajo complicado, especialmente como mujer, pero en lugar de sentir miedo por los posibles ataques de los enemigos, realizaré mi labor igual que un hombre", afirmó Bayaz que lleva 32 años dentro de la Policía.

publicidad

"Los talibanes no solo se oponen a que las mujeres trabajen fuera de casa, también están en contra de muchos hombres por diferentes razones", añadió.

“Sé que hay desafíos y que los enemigos están activos pero tenemos la capacidad de luchar contra ellos. Vamos a seguir haciendo nuestro trabajo y vamos a tener éxito en este camino", dijo Bayaz.

“Una mujer vino a mi oficina con una aplicación para unirse a la Policía. Ella estaba tan emocionada y me dijo que cuando me vio en la televisión cuando era nombrada como jefa se animó a venir y a anotarse para servir como mujer policía. Me sorprendió", confesó. Acerca de su futuro Jamila aseguró: "Estoy segura de que seré una buena jefa de Policía".

Con información de EFE y Reuters.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad