publicidad
La doctora que la atendió condicionó su ayuda a que Hilda aceptara haberse practicado un aborto.

Furia y preocupación por polémica ley de aborto

Furia y preocupación por polémica ley de aborto

Controversia por propuesta de ley en Arizona que obliga a los doctores a informarles a sus pacientes de medicamentos que podrían revertir el aborto.

La doctora que la atendió condicionó su ayuda a que Hilda aceptara haber...
La doctora que la atendió condicionó su ayuda a que Hilda aceptara haberse practicado un aborto.

Phoenix- La propuesta de ley 1318 sobre el aborto fue aprobada esta semana tanto por la Cámara de Representantes como del Senado en la legislatura de Arizona.

Sin embargo, su aprobación ha estado llena de controversia y sigue despertando fuertes reacciones no solo a nivel local, sino también a nivel nacional.

Por una parte, la SB 1318 prohíbe a las compañías de seguros proporcionar servicios de aborto a las mujeres que reciben atención médica a través de subsidios federales. La propuesta solo pone como excepciones a las víctimas de violación e incesto.

Pero esa no es la única razón por la cual se ha generado tanta polémica y preocupación entre sus detractores. 

Esta medida obligaría a los doctores a informarles a sus pacientes de medicamentos que potencialmente podrían revertir los efectos de un aborto si se toman a tiempo.

publicidad

”Lo que es francamente ofensivo para mí como médico es que implica que necesitamos un comunicado diciendo que una mujer necesita ser protegido de su propia incertidumbre,“ declaró la ginecóloga Kathleen Morrell a The Huffington Post.

Algunos legisladores que se opusieron a la aprobación de la SB 1318 manifestaron su preocupación  ya que no hay, según ellos, evidencia médica que compruebe que el  uso de dosis elevadas de hormonas pueda revertir el aborto. 

"Simplemente no sabemos las causas, o lo que podría suceder después de administrar el medicamento," dijo la representante Regina Cobb a AZ Central.

La doctora Morrell rechaza la idea de que un político la obligue a ofrecerle a sus pacientes procedimientos médicos que no han sido testeados.

"No ofrezco a mis pacientes medicamentos que no han sido probados. Espero a que salga la evidencia para saber si es seguro y eficaz," agrega Morrel.

Aparte de los riesgos para las pacientes, algunos aseguran que esto crearía un antecedente de hacer legislaciones sin ninguna base en la ciencia.

"Esto es ciencia basura,  esto es curanderismo. No hay absolutamente ninguna evidencia que valide este prodecimiento médico" aseguró la senadora Katie Hobbs en The Huffington Post

Mientras continúa el debate y se generan más reacciones encontradas, la decisión final está en manos del Gobernador Doug Ducey, quien tendrá la posibilidad de convertirla en ley o vetarla.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad