publicidad

Frustración entre los indocumentados por la falta de fallo en New Orleans

Frustración entre los indocumentados por la falta de fallo en New Orleans

Inmigrantes que esperaban por el fallo de la Corte de New Orleans se sienten cansados ante la dilatación.

"Hay frustración, hay tristeza. Estábamos esperanzados de que una luz de esperanza saliera y que tantos millones de personas tuvieran ya su seguro social y su permiso de trabajo. Es otra espera más". Quien así habla es Manuel Nájera, mexicano que lleva 16 años con una petición aprobada de inmigración, y que este viernes estaba en Nueva Orleans a la espera del fallo que debían emitir los tres jueces de la Corte de Apelaciones del 5to Circuito. Pero no lo hizo.

"Estamos acostumbrados a estar esperando, y esperando, y esperando... y te das cuenta de que no hay una acción política que te dé la esperanza de que esto se va arreglar pronto". Sus palabras transmiten frustación. Su experiencia le ha enseñado a resignarse y aceptar que los tiempos políticos y judiciales no siempre coinciden con las necesidades humanas.

Lea también: Sigue el suspenso de la acción ejecutiva

El panel integrado por tres jueces de la Corte de Apelaciones del 5to Circuito en Nueva Orleans no emitió ningún fallo este viernes en relación a la acción ejecutiva que daría alivio migratorio a unos cinco millones de indocumentados. Millones de personas tenían la esperanza de que, tras más de dos horas en las que las partes expusieron sus argumentos, tendrían una respuesta. Pero dicho panel se retiró sin emitir ningún dictamen.


publicidad

Aqui seguimos! Y no nos vamos! #DACA #DAPA #RestoreRelief #ImmigrationAction pic.twitter.com/Yl3TYmRIYr " Fair Imm Ref4m Mvmnt (@Re4mImmigration) April 17, 2015

"Uno siempre está esperando. sin embargo, hay intereses muy encontrados", confiesa Nájera tratando de explicar el porqué de otro aplazamiento. Pero inmediatamente es consciente (tal vez tras tantos años en las sombras) de que puede que el fin aún esté lejos: "Seguramente una de las partes va a apelar e irá seguramente a la Corte Suprema... aunque uno deseara que todo fuera más rápido, obviamente da la impresión de que esto va para largo".

Decisión de alto nivel

"El hecho de que los 26 estados antiimigrantes demandantes y el Poder Ejecutivo, representado por los abogados del Departamento de Justicia, plantearan sus razones es muy importante". Es la valoración que realiza Juan José Gutiérrez, del Movimiento Latino USA de lo que se ha vivido este viernes en Nueva Orleans.

"Que la audiencia se extendiera por dos horas y media, 30 minutos más de lo previsto, indica lo serio de la situación para ambas partes, para la nación y para los directamente afectados", analiza Gutiérrez, lo que demuestra que el 5to Circuito, según su opinión, "tiene plena conciencia de que esto no es solo una cuestión de política, sino también legal del más alto nivel y tienen que tener mucho cuidado en la forma en lo que lo percibe el pueblo americano y la comunidad legal".


publicidad

Aqui seguimos! Y no nos vamos! #DACA #DAPA #RestoreRelief #ImmigrationAction pic.twitter.com/Yl3TYmRIYr " Fair Imm Ref4m Mvmnt (@Re4mImmigration) April 17, 2015

José Ruiz es uno de los nombres que componen la lista de los millones de indocumentados que llevan años agazapados esperando poder encontrar una solución. "Es un poquito decepcionante", reconoce al otro lado del teléfono al conocer, por este periodista, lo sucedido este viernes en la Corte.

Este mexicano, que entró en a Estados Unidos en 2001 y es padre de dos hijos estadounidenses, sigue esperando por ese remedio que pueda  acabar con la "situación en la que estamos, porque salimos a la calle y debemos cuidarnos por todos lados". Con voz apagada y resignada no puede evitar cierto derrotismo: "La verdad, no podemos hacer más nosotros".

Junto a paciencia, aparece otra palabra de manera recurrente en las declaraciones de activistas y afectados: decepción. Una decepción por ver cómo se alarga una y otra vez, de manera inmisericorde, la posibilidad de regularizar su situación.

"Es decepcionante saber el tiempo que se ha estado esperando", declara Francisco Díaz, el inmigrante que recorrió la distancia entre Florida y Washington para denunciar la situación de los indocumentados. Díaz, que no puede acogerse al programa DAPA, considera sin embargo que éste "sería el primer paso para la reforma migratoria".

publicidad

¿Cuándo acabará todo? Esta pregunta aún no tiene una respuesta.

"Habrá que esperar la decisión. Seguramente no será unánime", recuerda Juan José Gutiérrez, ya que hay dos jueces que fueron nombrados por presidentes republicanos y otro por un demócrata. "La bola está en el aire pero no se puede decir que va a ganar la posición de los antiimigrantes".

El vocabulario inmigrante incluye otra palabra sin la cual millones de personas no conseguirían levantarse cada día: esperanza. La que deben tener ya desgastada por una espera tan prolongada pero que aún los anima a confiar en que algún día todo acabará. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad