publicidad

Frena el cáncer de seno

Frena el cáncer de seno

Las latinas mueren más por este cáncer. Muchas no lo previenen porque no tienen acceso a los médicos. El idioma es otra barrera

"El gran problema de las mujeres latinas es que se les detecta el cáncer de pecho mucho más tarde que las mujeres no latinas", señaló Eliana Loveluck, portavoz de la National Alliance for Hispanic Health (Alianza Nacional de la Salud Hispana).

Esta especialista explicó que una vez que le detectan el cáncer está tan avanzado que en el caso de las hispanas las posibilidades de sobrevivir con esta enfermedad son menores que en otros grupos y no superan los cinco años de vida.

La American Cancer Society (Sociedad Americana contra el Cáncer, ACS) estimó para el año 2006 que 14,300 mujeres hispanas serían diagnosticadas de cáncer de pecho.

Este tipo de cáncer es el que produce más muertes entre las hispanas según la Asociación con un 16 por ciento de casos, seguido del cáncer de pulmón (14 por ciento) y el de colon y recto (9 por ciento).

A pesar de que este grupo no tiene más riesgo que otros de padecer la enfermedad, los reportes aseguran que tienen más posibilidades de morir a causa de ésta por no detectarla a tiempo.

Así lo confirma un estudio reciente de la Cancer Association Susan G. Komen for the cure (Asociación de Cáncer Susan G. Komen para la cura), que indica que las mujeres hispanas tienen un 20 por ciento más de probabilidades de morir de cáncer de pecho que las blancas no hispanas.

publicidad

Para Eliana Loveluck, portavoz de la Alianza Nacional de la Salud Hispana, la falta de seguro es cruciar pero no el único límite. A este se le suma el idioma y las diferencias culturales como otras causas que pueden influir a las mujeres hispanas a la hora de hacerse una mamografía por el hecho de no sentirse cómodas.

"En nuestra cultura existe vergüenza o miedo con respecto al cuerpo, especialmente en el caso del seno", comentó la experta, para la que la prevención sigue siendo un asunto pendiente para las latinas.

La salvadoreña Ana Castro se recupera en la actualidad de un cáncer de pecho que le diagnosticaron en 2006. Esto fue después de hacerse una mamografía en su país natal donde es más barato que en Miami (ciudad donde reside).

"Me tomó desprevenida porque en ese momento no tenía seguro médico porque acababa de perder a mi esposo de cáncer de melanoma", explicó en una entrevista.

Para Castro la falta de seguro médico le hacía "imposible" hacerse una mamografía en Estados Unidos y someterse a un tratamiento posterior para combatir el cáncer de pecho.

Por eso agradece la ayuda que le prestaron en la Liga contra el Cáncer, con sede en Miami. Este organismo le ofreció orientación, apoyo psicológico y le puso en contacto con un médico oncólogo además de proporcionarle gratis la operación para extirparle el tumor y el posterior tratamiento de quimioterapia y radiación.

publicidad

Aunque en el caso de Castro lograron detectarle el cáncer de pecho en su etapa inicial, en otros casos la falta de seguro médico retrasa el diagnóstico de esta enfermedad en las hispanas, que son conscientes del mal demasiado tarde.

Según datos de la Sociedad Americana contra el Cáncer, un 41,7 por ciento de las latinas se sometieron el año pasado a una mamografía, que es uno de los métodos más eficaces en la detección del cáncer de pecho.

Este porcentaje es inferior al de otros grupos como el de las afroamericanas, con un 49,9 por ciento, y el de las blancas no hispanas, con un 52,9 por ciento.

Sin embargo, otras investigaciones, como una reciente de la University of Colorado (Universidad de Colorado), alegan factores biológicos para explicar la alta mortalidad que produce el cáncer de pecho entre las hispanas, a pesar de reconocer la importancia de la prevención.

Según los investigadores, las mujeres hispanas tienen más posibilidad de ser diagnosticadas con cáncer de seno avanzado o con formas agresivas que las otras mujeres, incluso si los servicios de medicina preventiva y tratamientos fueron iguales.

Las latinas que participaron en el estudio fueron diagnosticadas con "cáncer de etapa IV", la más elevada, tres veces más frecuentemente que las no latinas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad