publicidad

Florida ejecutó a asesino de joven

Florida ejecutó a asesino de joven

Wayne Tompkins, de 51 años de edad, será ejecutado por inyección letal a las 6 p.m., hora del este, en la Prisión Estatal de Florida.

DeCarr desapareció de su residencia en Tampa, Florida el 24 de marzo de 1983. Su madre y otros miembros de la comunidad pensaron en esa entonces que se había escapado de la casa. Sin embargo, el cuerpo de la joven fue hallado debajo de la terraza de la casa. Había sido estrangulada. Tompkins, quien había sido arrestado a principios de 1984 tras haber robado y asaltado sexualmente a dos personas en una tienda de conveniencia, fue acusado de asesinato. Un compañero de celda de Tompkins dijo que éste le confesó haber estrangulado a DeCarr cuando ésta rechazó ser tocada sexualmente por él. Pero los abogados de Tompkins, Martin McClain y Neal Dupree, habían emitido este miércoles ante la Corte Suprema de Estados Unidos un retraso de la ejecución. Sin embargo, la Corte Suprema de Florida negó todas las apelaciones hechas por Tompkins. Sus abogados pidieron un retraso, alegando que se necesitaba más tiempo para revisar las pruebas de ADN. Esta fue la tercera ejecución realizada en Florida desde que el gobernador Charlie Crist asumió su mandato. El primer reo convicto en ser ejecutado bajo la administración de Crist fue Mark Dean Schwab, de 40 años y quien había sido condenado a muerte por secuestrar, violar y matar a un niño hispano en 1991. El segundo, Richard "Ric Ric" Henyard, de 34 años de edad, fue convicto de asesinar de un disparo en la cabeza a dos hermanas, luego de violar y disparar contra la madre de éstas. En el estado de Florida, los reos son ejecutados con un cóctel mortal compuesto por pentotal de sodio para inducir la inconsciencia; bromuro, que relaja los músculos del preso para evitar sus movimientos involuntarios, y cloruro de potasio que paraliza el corazón.Hasta el año 2000, los sentenciados a muerte en Florida eran ejecutados en la silla eléctrica.Un total de 66 reos han sido ejecutados en Florida desde 1979, 22 han muerto por inyección letal y 44 murieron en la silla eléctrica.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad