publicidad

Flor Crisostomo abandono su santuario

Flor Crisostomo abandono su santuario

La inmigrante indocumentada dijo que su lucha por una reforma migratoria será más eficaz desde afuera.

La lucha continúa

CHICAGO, Illinois - Flor Crisóstomo, la inmigrante indocumentada de origen mexicano que lleva desde enero de 2008 refugiada en una iglesia de Chicago, ha abandonado ese santuario.

En una declaración, Crisóstomo dijo que el salir de la Iglesia Metodista Unida Adalberto, le permitirá abogar de manera más eficiente por una reforma a las leyes migratorias de Estados Unidos.

Crisóstomo no dio a conocer si planea quedarse en Chicago.

La mujer tomó refugio en la iglesia como acto de "desobediencia civil" cuando ignoró una orden de deportación.

Con su acción, la ex obrera le siguió el pasos a Elvira Arellano, quien estuvo un año refugiada en la misma iglesia, pero fue detenida y deportada por Inmigración tras viajar a California en agosto de 2007.

Crisóstomo, quien es oriunda de Oaxaca, ingresó a Estados Unidos por la frontera con Arizona en el año 2000 tras dos intentos infructuosos. Vivió brevemente en California y en 2001 llegó a Chicago.

Trabajaba de forma ilegal en la Ciudad de los Vientos, y todas las semanas enviaba $300 dólares a sus hijos de 9, 11 y 14 años, que viven en la ciudad mexicana de Guerrero con la abuela materna.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad