publicidad

Fiscalia federal acusa a 38 pandilleros de LA de diversos crimenes

Fiscalia federal acusa a 38 pandilleros de LA de diversos crimenes

La camarilla Columbia Lil Cycos, controlada por la Mafia Mexicana en LA, sufrió un duro golpe de la fiscalía.

Ocho arrestados

LOS ÁNGELES, California – Una acusación federal develada el martes imputa cargos a 39 presuntos miembros y asociados de una facción de la pandilla 18th Street que aparentemente trató de asesinar a un vendedor ambulante y que resultó en la balacera fatal que mató a un infante cerca del Parque MacArthur, entre otros crímenes.

En una redada antes del amanecer, las autoridades arrestaron a ocho de los sospechosos en la acusación, que asegura que la camarilla Columbia Lil Cycos operaba la red de estafas responsable de la muerte del bebé, el asesinato de un hombre inocente y otros crímenes en las rudas calles al oeste del distrito financiero de la ciudad.

Además de la balacera mortal que le quitó la vida al bebé de tres meses, la acusación federal enlista 31 cargos contra la pandilla responsable por el subsecuente secuestro e intento de asesinato del miembro de Lil Cycos que hirió al comerciante y mató al infante.

Otra acusación también imputó cargos contra tres sospechosos por el asesinato hace ocho años de José Barajas, quien aparentemente fue confundido con un rival. El hombre de 22 años no tenía ningún lazo con la actividad pandillera, según fiscales.

En adición, la acusación imputa cargos de lavado de dinero contra un abogado defensor, a quien también se le acusa de realizar otros actos ilegales para un miembro encarcelado de la Mafia Mexicana.

publicidad

"El día de hoy estamos responsabilizando a esta pandilla de la violencia e intimidación que usó para llevar el terror a las ciudadanos que viven y trabajan dentro del territorio de la pandilla", dijo el fiscal Thomas P. O'Brien.

"El trágico asesinato de un infante de tres semanas es el resultado de una exigencia rechazada por $50", dijo. "Los ciudadanos de esta comunidad merecen algo mejor".

El acusado principal, Sergio "Tricky" Pantoja, de 33 años, fue descrito en la acusación como el jefe de Cycos. Su camarilla estuvo presuntamente controlada por un miembro de la Mafia Mexicana que actualmente está tras las rejas con una sentencia de por vida en una prisión "Supermax" en Colorado.

La pandilla se valió de la violencia e intimidación para controlar la venta de heroína, cocaína y marihuana en el área adjunta al Parque MacArthur en el distrito de Westlake, dijo O'Brien.

En el caso del infante, varios miembros y asociados de Cycos se reunieron en septiembre de 2007 bajo dirección de Pantoja para asesinar a un vendedor callejero que se negó a pagar la "renta" que la pandilla les exigía a los vendedores. Aunque el bebé sobrevivió, el bebé en la carriola a su lado fue alcanzado por una bala, dijo O'Brien.

Poco después, Pantoja ordenó el secuestro y asesinato del pistolero para reconciliarse con la Mafia Mexicana, que prohíbe la matanza de inocentes, especialmente niños, de acuerdo a la acusación.

publicidad

Los miembros de la pandilla trasladaron al pistolero a México, diciéndole que lo querían proteger de la policía, pero una vez ahí lo llevaron a un área remota en donde fue estrangulado y arrojado en un camino, dijo O'Brien.

El abogado corrupto, Isaac Guillén, un residente de West Covina de 48 años, fue inculpado de transferir con regularidad miles de dólares procedente de Cycos a un miembro encarcelado de la Mafia Mexicana.

De acuerdo a la acusación, Guillén transfirió unos $27,500 a la cuenta del miembro de la Mafia Mexicana del año 2003 al 2008.

De ser condenados, los acusados podrían encarar penas de cárcel de por vida en base a la participación que tuvieron en el crimen organizado o su participación en la distribución de narcóticos en el territorio de la camarilla.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad