publicidad
Personal médico lleva en una camilla a una mujer y su pequeño hijo rescatados de una embarcación ilegal que transportaba indocumentados que habían zarpado desde Libia rumbo a Italia.

Fiscales italianos construyen caso para llevar a juicio a traficantes de personas

Fiscales italianos construyen caso para llevar a juicio a traficantes de personas

En lo que va del 2015 más de 1,700 inmigrantes indocumentados han muerto en el Mediterráneo rumbo a Europa.

Personal médico lleva en una camilla a una mujer y su pequeño hijo resca...
Personal médico lleva en una camilla a una mujer y su pequeño hijo rescatados de una embarcación ilegal que transportaba indocumentados que habían zarpado desde Libia rumbo a Italia.

Fiscales italianos comenzaron este martes a elaborar un caso contra los traficantes de personas responsables del ahogamiento de hasta 950 migrantes en el Mediterráneo el fin de semana, mientras líderes de la Unión Europea preparan un nuevo plan para frenar la ola de llegadas y socavar la economía de los contrabandistas y sus bienes más preciados: los barcos.

publicidad

Durante la madrugada del martes, fiscales abordaron el barco de rescate que llevó a los 27 sobrevivientes del desastre ocurrido el fin de semana en aguas de Sicilia, y arrestaron al capitán tunecino y a un sirio que formaba parte de la tripulación del malogrado barco patera.

Leer: Europa se moviliza ante grave crisis migratoria en el Mediterráneo 

Los detenidos están acusados de fomentar la inmigración ilegal y el capitán se enfrenta además a cargos de homicidio imprudente y de causar el naufragio.

 

Cientos mueren en el Mar Mediterráneo al emigrar a Europa /Univision

Primeras indagatorias

La fiscalía de Catania cree que el siniestro se debió a dos factores. En primer lugar, el capitán de la embarcación, el tunecino Mohamed Ali Malek, de 27 años, embistió por error con su embarcación contra el mercante portugués que había acudido a su rescate.

Leer:  Nueva tagedia en el Mediterraneo: desaparecen más de 700 migrantes

En segundo lugar, señaló la fiscalía, los propios migrantes se desplazaron en la embarcación, ya desequilibrada por la colisión, haciendo que volcara.

Los sobrevivientes fueron trasladados el martes a un centro para inmigrantes en Catania donde se mostraron "muy cansados, muy impresionados, en silencio", según dijo Flavio Di Giacomo, de la Organización Internacional para las Migraciones.

publicidad

Leer:  Tres barcos con migrantes en el mediterráneo piden auxilio a Italia 

Ninguno de los tripulantes del barco portugués Rey Jacobo está bajo investigación por el desastre, según recalcó el martes el fiscal de Catania Giovanni Salvi. Los tripulantes hicieron su trabajo al acudir al rescate de una embarcación en problemas y sus acciones "de ningún modo contribuyeron al mortal episodio", indicó el fiscal.

Mientras tanto, la guardia costera informó de que había rescatado a unos 638 migrantes en seis operaciones de rescate distintas sólo el lunes. El martes, 446 personas fueron rescatadas de una embarcación de inmigrantes que hacía aguas unas 80 millas (130 kilómetros) al sur de Calabria.

Desconocen número de muertos

La Fiscalía de Catania (sur de Italia) señaló el martes que 850 personas viajaban a bordo de la nave naufragada el pasado domingo y estimó que el número de víctimas mortales asciende a "algunos cientos" de personas.

En un comunicado, la Fiscalía señala que esta estimación se basa en las informaciones proporcionadas por algunos supervivientes a bordo de la nave "Bruno Gregoretti", con la que ayer llegaron al puerto catanés, y en un informe del mercante portugués que prestó auxilio a la patera en el momento de su hundimiento.

Además, señala que "el exiguo número de supervivientes -28 en total- podría depender también del hecho de que muchos inmigrantes, entre ellos mujeres y niños, se encontraban encerrados en las bodegas de la nave".

publicidad

Sin embargo, los fiscales señalan que por el momento "no es posible saber con precisión" el número de víctimas mortales.

Las investigaciones proseguirán y no se "excluye la inspección y la eventual recuperación de la nave hundida", una opción que será valorada posteriormente.

 

ONU pide ser menos insensibles con inmigrantes /Univision

Detalles del naufragio

El suceso se produjo durante la madrugada del domingo, cuando los guardacostas italianos, tras recibir una petición de auxilio, solicitaron a un mercante luso que navegaba por la zona que acudiera a socorrer a la embarcación en apuros.

A pesar de la presencia del buque no se evitó el desastre y la nave se hundió al parecer cargada de inmigrantes.

Los guardacostas italianos informaron de que, por el momento, el número de cadáveres recuperados se sitúa en 24 mientras que los supervivientes son 28 hombres.

El lunes llegaron al puerto de Catania a bordo de una nave de la Marina y entre ellos se encontraban dos presuntos miembros de una red de tráfico de personas: el comandante, Mohammed Alí Malek, un tunecino de 27 años, y su asistente, el sirio de 25 años Mahmud Bikhit.

publicidad

Cumbre de emergencia

Las muertes registradas el fin de semana han hecho que la Unión Europea entre en acción, e Italia pidió que no se la deje sola para cargar el peso de los rescates, así como que la UE se centre en impedir que los barcos salgan de Libia desde un principio.

 

Controversia política por naufragio en Italia /Univision

Antes de una cumbre de emergencia en la UE, los ministros de Exteriores e Interior aprobaron el lunes un plan de 10 puntos en una reunión en Luxemburgo, que pide que se refuerce y expanda la misión actual de patrullaje de la UE, así como un "esfuerzo sistemático para capturar y destruir" las embarcaciones de los traficantes de personas.

Los traficantes emplean diversos tipos de embarcaciones para sus travesías, desde lanchas de goma al estilo Zodiac hasta botes pesqueros de madera e incluso viejos mercantes. Siempre están sobrecargadas para maximizar los beneficios de los contrabandistas, que cobran entre 1,000 y 1,500 euros (dólares) por el viaje desde Libia, donde tiene su origen la mayoría de estas operaciones.

Primeras medidas

publicidad

En su documento del lunes, la UE pide más coordinación de las fuerzas de la ley para rastrear los fondos de los contrabandistas, que según los fiscales a menudo eluden las transferencias bancarias tradicionales y optan por las más informales redes árabes hawala, en las que los parientes de los inmigrantes pagan a intermediarios locales en Europa por cada etapa del viaje.

Italia lanzó una amplia y costosa operación de rescate en 2013, después de que unos 366 migrantes se ahogaran ante la isla de Lampedusa. La impopular operación Mare Nostrum terminó el año pasado, y la misión de patrullas fronterizas europea Frontex tomó el relevo. Pero limitada en competencias y recursos, no ha resultado efectiva para salvar vidas.

El plan de la UE también pide a los estados miembros que se aseguren de que se toman las huellas dactilares a todos los migrantes. Ahora, muchos migrantes atraviesan Italia sin solicitar asilo allí o sin que se les tomen las huellas, y prefieren pagar a contrabandistas para que les lleven al norte de Europa, donde piden asilo y tienen mejores oportunidades de trabajo.

1,727 muertos en 2015

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dijo el martes que 1,727 inmigrantes han muerto en lo que va de año en su intento por cruzar el Mediterráneo y llegar a suelo europeo, treinta veces más que en el mismo periodo del año pasado.

publicidad

Entre el 1 de enero y el 21 de abril del año pasado se habían reportado 56 muertes de inmigrantes en el Mediterráneo.

El periodo más trágico se ha registrado en la última semana, con más de un millar de ahogados.

Sólo este fin de semana, 770 inmigrantes sucumbieron al naufragar las lanchas en las que habían partido de Libia con la esperanza de llegar a Italia.

A ellos se suman, en los últimos siete días, otros 400 muertos el pasado día 14 y cincuenta adicionales tres días después, además de cifras menores de ahogados a diario.

De la última tragedia confirmada en el Mediterráneo, con el naufragio de una embarcación que se cree transportaba a unos 800 inmigrantes, sólo se logró rescatar a 28 supervivientes que fueron trasladados a la localidad de Catania, en Sicilia (Italia).

Se trata en su mayoría de personas procedentes de África subsahariana, concretamente de Mali, Gambia, Costa de Marfil, Eritrea, Senegal y Sierra Leona.

También había un ciudadano de Bangladesh y otro de Túnez, según precisó la OIM.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad