publicidad
Venta

Hogar propio, ¿meta imposible para hispanos en LA?

Hogar propio, ¿meta imposible para hispanos en LA?

La falta de vivienda asequible en el condado de Los Ángeles deja a miles de familias latinas de bajos recursos sin la esperanza de tener un hogar propio.

Venta
Venta

Los Ángeles, California.- La falta de viviendas asequibles en el condado de Los Ángeles deja a miles de familias latinas de bajos recursos sin la esperanza de tener un hogar propio y obliga a otras a recurrir a organizaciones comunitarias para afrontar los pagos.

"La mayoría de nuestra gente latina está batallando con el empleo; es difícil mantener un pago de una hipoteca, sin empleo es difícil decidir si vas a poder comer o pagar el pago", advirtió a Efe Aida Castro, concejal de Ciudad de Lynwood, situada en el condado de Los Ángeles.

El caso de Alfonso Magaña es un ejemplo de la realidad de los residentes de Lynwood. El mexicano, casado y con dos hijos, de 8 y 2 años, es el único que trabaja en la familia y sus ingresos no le alcanzan para pagar una renta digna.

"Este verano fue muy difícil para nosotros por las altas temperaturas, conseguimos un termómetro y las temperatura en mi casa eran de 95 grados (Fahrenheit) a las diez de la noche", explicó.

A pocas millas de la residencia de Magaña, en Norwalk, vive la nueva familia de María Inés Rendón. Esta madre soltera de dos hijas decidió casarse con el padre de dos adolescentes. Debido a la falta de recursos, los seis están viviendo en la casa de los padres de su esposo.

"Cuando nos casamos la familia se juntó y fue más grande, y con la economía actual es complicado poder encontrar un lugar donde podamos vivir los seis juntos", enfatizó.

Según Rendón, la suma de su salario de maestra y el de su esposo como administrador de una bodega no alcanza para pensar en una vivienda propia.

Un estudio del Harvard University's Joint Center for Housing reveló que desde 2000 los precios de la vivienda en Los Ángeles han crecido cuatro veces más que los ingresos de las familias.

Según la empresa de servicios financieros CoreLogic, el precio medio en la venta de casas y apartamentos en julio pasado en el condado de Los Ángeles fue de 490 mil dólares, el 4,3 % más que en el mismo mes del año pasado.

"Desafortunadamente en nuestra comunidad hay mucha necesidad de vivienda económica que se pueda pagar, que esté al alcance de ellos, los residentes", sostuvo la concejal.

Magaña incluso pensó en regresar a Michoacán y llevarse a su familia consigo. "Varias noches al ver a mi niño de 2 años sudando agobiado por el calor yo me ponía a pensar tengo que salir de esto".

Aseguró que la ciudad que dejó en México para buscar un mejor futuro en EE.UU. ofrece mejores oportunidades en lo que ha vivienda asequible se refiere.

"Aquí el alquiler, los pagos de la casa, prácticamente te llevan todo tu ingreso, y la mayor parte de las familias de donde yo vengo tienen casa propia", lamentó.

Ante esta situación, hay familias que decidieron acercarse a la organización Hábitat para la Humanidad, que desde hace décadas ayuda a personas de bajos recursos en Estados Unidos a obtener vivienda asequible.

"Lo que estamos mirando es que los precios de las casas en Los Ángeles han subido, las personas que tienen buen crédito, ingresos y habilidad de comprar ya no pueden comprar en el área porque los precios han subido", explicó a Efe Marcos López, vocero de Hábitat para la Humanidad en Los Ángeles.

La organización sin ánimo de lucro ayuda a familias que tienen bajos ingresos a obtener una vivienda propia. "Hábitat no da casas, da la oportunidad para asociarnos y para trabajar juntos y hacer realidad el sueño de casa", aclaró López.

En este proceso las familias deben ser primeros compradores, tener ingresos permanentes, buen historial de crédito y dar 500 horas de trabajo voluntario para ayudar a construir casas.

"Cuando la economía bajó en 2007 y 2008 las viviendas se estaban perdiendo por bancarrota y lo que hicimos fue reinvertir en esas propiedades. La ciudad las compró y se las entregamos a Hábitat para La Humanidad", señaló Castro.

La concejal dice que aún hay mucho por hacer y que parte de la solución está en manos de los legisladores y la misma comunidad, pues, consideró, los votantes deben exigir que el 30 % de los proyectos de vivienda aprobados en cada ciudad deberían destinarse a personas de bajos recursos.


publicidad

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad