publicidad
Más de 600 personas realizaron una vigilia en respaldo del ministro Lucio Caciano en la Iglesia Católica St. Athanatius.

Feligreses respaldan a líder católico

Feligreses respaldan a líder católico

Cientos de simpatizantes pidieron la liberación de un líder católico que podría ser deportado tras ser detenido por autoridades de inmigración.

Más de 600 personas realizaron una vigilia en respaldo del ministro Luci...
Más de 600 personas realizaron una vigilia en respaldo del ministro Lucio Caciano en la Iglesia Católica St. Athanatius.

Y es que las personas que conocen a Lucio Caciano, de 40 años, aseguran que es "un hombre bueno" que lucha por mantener a los chicos alegados de las pandillas y las drogas, según la estación KGO-TV, filial de la cadena ABC en el área de la Bahía de San Francisco.

Los agentes de ICE afirman, sin embargo, que Caciano ha estado viviendo en territorio estadounidense de forma ilegal por años; e irónicamente, fue arrestado en San José mientras las autoridades migratorias estaban buscando a otra persona.

"Inmigración estaba buscando a otra persona, entonces él abrió la puerta y los agentes se lo llevaron", relató Román Rojas en entrevista con KGO-TV.

Rojas se describió como "un amigo de Caciano", y destacó que él era uno de los más de 100 jóvenes que el joven ministro ha encaminado en la Iglesia.

publicidad

Este lunes por la noche, más de 600 personas realizaron una vigilia, mientras que otro grupo de manifestantes se conglomeró el martes frente a las oficinas de inmigración de San Francisco en respaldo a Caciano, reportó KGO-TV en su informe.

En ambas demostraciones se solicitaba que Caciano fuera liberado durante una audiencia que se celebró antes un juez de inmigración, el martes por la mañana.

Durante la audiencia, Caciano reconoció que estaba trabajando ilegalmente en Estados Unidos y que obtuvo una licencia de conducir, también de forma fraudulenta.

Aparentemente, según la estación televisiva, agentes de ICE se presentaron en la casa de Caciano con una orden de arresto para otra persona.

No obstante, al investigar su estatus migratorio determinaron que Caciano ha estado viviendo de forma ilegal en Estados Unidos durante al menos 15 años.

La política de ICE establece que si bien no tenían específicamente una orden para arrestar a Caciano, ellos están en su derecho de aprehenderlo debido a que estaba viviendo de forma ilegal en el país.

Testigos afirman que el inmigrante detenido pasaba la mayor parte de su tiempo trabajando para la Iglesia Católica St. Athanatius, en la localidad de Mountain View, siempre ayudando a los jóvenes a mantenerse alejados de las pandillas.

Por eso, en entrevista con KGO-TV, el abogado James Bennett (quien defiende a, Caciano) asegura que hay muchos desenlaces posibles en su caso.

publicidad

"Potencialmente, ciertamente, una salida voluntaria, potencialmente una visa especial de inmigrante, trabajador religioso. Potencialmente una moción para suprimir evidencia dependiendo de cuáles son los hechos, en los términos de cómo él fue arrestado", explicó el letrado a la televisora local.

Phil Cosby, un miembro de la congregación de la Iglesia Católica St. Athanatius señaló: "Esto no había pasado antes en Estados Unidos, y no entiendo por qué está pasando ahora".

"Es una pregunta acerca de cuán seguros estamos en nuestras casas -si vamos a esperar que la policía llegue tocándonos a la puerta para preguntar por nuestros documentos", añadió el feligrés a la KGO-TV.

Tanto los que respaldan a Caciano como sus abogados dicen que la forma como fue detenido podría ser legalmente cuestionada en corte y será resaltado durante una apelación.

Un abogado de inmigración dujo que el juez estableció una fianza de $5 mil dólares para la liberación temporal de Caciano. Los miembros de la iglesia y líderes comunitarios dijeron que ya habían recaudado el dinero para liberar la joven ministro el martes por la noche.

La próxima audiencia en torno al caso de Caciano tendrá lugar el próximo 1 de noviembre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad