publicidad
La investigación asegura que no hay relación entre felicidad y longevidad.

Ser feliz no te hará vivir más

Ser feliz no te hará vivir más

Un estudio publicado esta semana asegura que no existe relación entre felicidad y longevidad.

La investigación asegura que no hay relación entre felicid...
La investigación asegura que no hay relación entre felicidad y longevidad.

"La felicidad alarga la vida". Este es un pensamiento que ha estado arraigado en la memoria colectiva durante años, que se ha repetido hasta el cansancio e incluso ha hecho sentirse orgullosos a quienes lo han tomado como estilo de vida. Pero esta semana, un estudio publicado en la revista médica británica The Lancet acaba con tan positiva creencia.

La investigación realizada en el Reino Unido planteaba preguntas sobre la frecuencia con la que se sentían felices y lo sanas que estaban en esos momentos a más de 715,000 mujeres, cuyas edades oscilaban entre 50 y 69 años. Todas ellas se sometieron al programa de monitoreo de cáncer de mama a finales de la década de los 90, conocido como The Million Women Study.

publicidad

De ellas, cerca del 40% de las mujeres afirmó estar feliz casi todo el tiempo, mientras que el 17% afirmó haberse sentido infeliz. Tras 10 años de hacer seguimiento a las participantes, se determinó que el 4% había muerto, un resultado que sugiere que la tasa de mortalidad entre aquellas que decían sentirse felices e infelices es la misma.

Todo parece indicar que se trata de un malentendido, de un error en el enfoque de la relación causa y efecto: es la mala salud la que puede causar descontento. Fumar, tener sobrepeso, no ejercitarse, sentir ansiedad, depresión o padecer alguna dolencia puede causar infelicidad y, por ende, serían esos problemas los que aumentarían la mortalidad.

"Es una creencia común que el estrés y la infelicidad causan la muerte y enfermedad, pero en realidad es lo contrario", dijo uno de los autores del estudio, el profesor en la Universidad de Oxford Richard Peto. El investigador dice que es más importante que la gente preste atención a esos problemas reales que sí pueden acortar sus vidas, como el cigarrillo y la obesidad.

Pese a que los resultados publicados en The Lancet son claros y se basan en hechos comprobables, hay quienes aún no comparten esta visión, como Hazel Newton, una mujer de 69 años que está convencida de que tener una actitud positiva fue decisivo para su recuperación de un derrame cerebral, hace varios años, según lo indica la agencia AP.

publicidad


Como Hazel, son muchos los que dan fe de que la buena actitud ha influido en su buena salud; buena parte de esos testimonios ha quedado registrada en libros y se expone recurrentemente en conferencias.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad