publicidad
.

FBI apoyará investigación de la muerte de jugador universitario en Texas...

FBI apoyará investigación de la muerte de jugador universitario en Texas

FBI apoyará investigación de la muerte de jugador universitario en Texas

El FBI participará en la investigación sobre la muerte de un universitario que falleció por disparos realizados por un policía en Texas.

El policía blanco que mató el viernes a un joven afroamericano desarmado durante un robo en Texas, disparó su pistola en cuatro ocasiones, según informó el domingo el Departamento de Policía de Arlington, al que pertenece el agente.

Los hechos ocurrieron el viernes cuando el joven Chris Taylor, de 19 años, irrumpió en un concesionario de vehículos de Arlington, localidad cercana a Dallas, por lo que la empresa de seguridad privada contratada por el negocio alertó a la Policía.

Según explicó en rueda de prensa el jefe del Departamento de Policía de Arlington, Will Johnson, cuando los agentes llegaron al lugar, Taylor trató de escapar corriendo, y uno de ellos, identificado como Brad Miller, lo mató a tiros.

Miller, de 49 años, trabajaba hacía menos de un año para la Policía de Arlington y todavía estaba en periodo de pruebas.

Johnson solicitó al Buró Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) asistencia en la investigación de los hechos y prometió que "habrá consecuencias" en caso de que se demuestre que la actuación de Miller " no fue justificada o no se ajustó a la ley".

"Tan importante como la investigación en sí, es reconocer que estos hechos no son un caso aislado y suceden en un momento en el que nuestra nación enfrenta problemáticas como la injusticia social, las desigualdades, el racismo y las malas prácticas policiales", agregó el jefe policial.

publicidad

LEA: Obama afirmó en Selma que la lucha contra el racismo no ha terminado

Johnson dijo que Miller y otro agente encontraron a Taylor "deambulando libremente" en el interior de la distribuidora cuando llegaron. Después de que Taylor intentó huir por otra parte del edificio, el otro agente utilizó un arma paralizadora y Miller realizó cuatro disparos con su arma de servicio.

La policía llegó a la agencia de autos Classic Buick GMC en Arlington, ubicada aproximadamente 16 kilómetros (10 millas) al oeste de Dallas, después de ser contactada por una compañía que opera cámaras de seguridad para la distribuidora de vehículos. La policía fue avisada que alguien había ingresado en auto al lote, comenzó a dañar otro automóvil, luego atravesó con su vehículo el ventanal principal de la agencia, dijo un sargento de policía el sábado.

Parte de la crítica nacional sobre el uso de la fuerza por parte de la policía durante el último año ha ocurrido en internet, y la muerte de Taylor resonó en los medios sociales, con algunos mensajes cuestionando la narración oficial de hechos y exigiendo que se presente un video de los hechos.

La policía informó que investiga la muerte de Taylor tanto como un posible caso criminal, como para determinar si se violaron las normas del departamento.

publicidad

Miller, de 49 años, ingresó al departamento de policía en septiembre y trabajaba bajo la supervisión de un superior encargado de capacitación desde su graduación de la academia de policía en marzo. Miller no tenía experiencia antes de unirse a la fuerza policial de Arlington.

Taylor formaba parte del equipo de fútbol americano de la Universidad Estatal de Angelo y su caso llega en pleno cuestionamiento de las fuerzas de seguridad en Estados Unidos, tras la muerte de varias personas negras a manos de la Policía.

El caso que encendió la mecha fue el del joven Michael Brown, hace un año, en Ferguson, Missouri, una muerte que desató violentas protestas y reavivó las tensiones raciales en el país.

Según una investigación del periódico The Washington Post, 24 afroamericanos desarmados han muerto a manos de la Policía estadounidense desde que empezó 2015, casi la mitad de los 60 casos que se han registrado en total en el país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su última conferencia de prensa como presidente EEUU Barack Obama prometió que de ser necesario levantará su voz en defensa de los dreamers luego de su mandato.
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
publicidad