publicidad
Pascal Fauret y Bruno Odos

República Dominicana pedirá extradición de pilotos franceses procesados por narcotráfico

República Dominicana pedirá extradición de pilotos franceses procesados por narcotráfico

El gobierno francés negó cualquier implicación en la fuga de dos pilotos que habían sido condenados por tráfico de cocaína

 Pascal Fauret y Bruno Odos
Pascal Fauret y Bruno Odos


La Procuraduría General de República Dominicana anunció el martes que solicitará la extradición de dos pilotos franceses que se fugaron del país tras ser condenados a 20 años de cárcel por narcotráfico.

publicidad

El procurador general Francisco Domínguez Brito indicó en una conferencia de prensa que estableció contacto con las autoridades de Francia para que los pilotos Bruno Odos y Pascal Jean Fauret "asuman su responsabilidad en el país".

Agregó que emitió una alerta internacional para su recaptura. Fauret ofreció el martes una rueda de prensa en Francia con su abogado Jean Reinhart. Odos no estuvo presente. Ni el piloto ni su abogado revelaron detalles de la fuga.

Domínguez Brito explicó que las autoridades abrieron una investigación para esclarecer cómo ambos hombres se fugaron y determinar posibles complicidades, tanto de dominicanos como de franceses.

"Lo peor de todo es que hayan entrado al país bandas organizadas" para planificar y ejecutar la huida, dijo el funcionario en referencia a las versiones de prensa francesa de que ex miembros de la marina de Francia colaboraron en el fuga. Los dos prófugos habían sido pilotos de la marina gala.

Los pilotos y otros dos ciudadanos franceses fueron condenados el 14 de agosto a 20 años de cárcel por su vinculación con un cargamento de 1,543 libras (700 kilogramos) de cocaína.

La droga fue hallada la noche del 19 al 20 de marzo de 2013 en 26 maletas dentro del avión en el que los pilotos y los otros franceses, Alain Castany y el pasajero Nicolas Pisapia, se disponían a viajar desde Punta Cana, en el extremo oriental dominicano, a Saint-Tropez, Francia.

publicidad


Francia niega vinculación con huída


El gobierno francés negó cualquier implicación en la fuga de República Dominicana de dos pilotos franceses que habían sido condenados a 20 años de cárcel por tráfico de cocaína y que se encontraban libres, con prohibición de salir del país caribeño, mientras se examinaba su apelación.

"Tomamos nota del regreso a Francia de nuestros dos compatriotas. Su decisión es un acto individual en el que el Estado no está en absoluto implicado", declaró un portavoz del ministerio francés de Relaciones Exteriores.

Los dos pilotos, Pascal Fauret y Bruno Odos, se encuentran en Francia desde el fin de semana pasado y han dicho estar dispuestos a declarar ante la justicia.

"Mis dos clientes se encuentran con su familia en la región" de Lyon (centro-este) de la que son originarios, explicó este martes Jean Reinhart, el abogado francés de los pilotos.

El letrado no quiso precisar cómo lograron saltarse la prohibición de salir del territorio dominicano para llegar a Francia, pero según una fuente cercana al caso, lo hicieron en barco y luego por avión, a través de las islas de San Martín y Martinica.

El procurador general de República Dominicana, Francisco Domínguez Brito, dijo este martes que emitirá una orden de captura internacional contra los pilotos.

 Pascal Fauret y Bruno Odos
Pascal Fauret y Bruno Odos

Domínguez Brito aseguró que el Ministerio Público revisa los protocolos internacionales para, a través de la cooperación internacional y los roles diplomáticos, hacer que los dos pilotos respondan por los hechos que se les imputan.

Lea: "Air Cocaína": la espectacular huida de dos pilotos que tiene bajo shock a Francia (y a la República Dominicana)

"Mantenemos contacto con las autoridades francesas, no solo a los fines de determinar la forma en que escaparon del país y sus complicidades, sino además a los fines de que asuman su responsabilidad en el país, independientemente de otros casos que puedan generarse en Francia", agregó el procurador general.

En su primera declaración pública tras llegar a Francia, Fauret explicó que quiso volver a su país para presentarse "ante la justicia" porque estima que fue condenado en República Dominicana "por la única razón" de que es francés y que presentará "pruebas".

publicidad

Ambos pilotos fueron condenados en agosto, junto a otros dos franceses, a 20 años de prisión en Santo Domingo tras la interceptación, en 2013, de un avión cargado de cocaína en República Dominicana.

Los otros dos franceses permanecen en República Dominicana.

El abogado de Alain Castany, uno de los dos franceses que siguen en República Dominicana, dijo temer que "las autoridades dominicanas endurezcan su posición" con respecto a su cliente.

El abogado pidió una repatriación sanitaria de Castany que, dijo, corre el riesgo de una amputación tras un accidente.

El otro francés que sigue en el país caribeño, Nicolas Pisapia, aseguró el martes que no estaba enterado de los planes de los dos pilotos y que no pretende huir del país.

"Yo quiero salir limpio de todo esto; por eso yo voy a luchar hasta el final aquí", dijo a la AFP por teléfono Pisapia, radicado en la zona turística de Bávaro, 205 km al este de Santo Domingo.

El abogado francés de los pilotos pidió que Fauret, y su copiloto, Odos, puedan ser interrogados "rápidamente" por la jueza de instrucción encargada de la investigación francesa, abierta en Marsella (sur) en 2013.

"Su abogado se puso en contacto con la jueza de instrucción", confirmó la fiscalía de Marsella.

"Se están gestando las decisiones, me pronunciaré cuando se tomen", añadió el fiscal, Brice Robin.

publicidad

"Estoy encantada de que los pilotos, que son inocentes, puedan declarar en Francia y no en una república, entre comillas, donde no existe la justicia", comentó una allegada de Fauret.

Los hechos se remontan a la noche del 19 de marzo de 2013, cuando los cuatro franceses se disponían a despegar del aeropuerto de Punta Cana rumbo a Francia a bordo de un avión Falcon 50 en el que las autoridades encontraron 680 kilogramos de cocaína repartidos en 26 maletas.

El Tribunal de Santo Domingo condenó el pasado 14 de agosto a Fauret y Odos, junto a otros dos compatriotas -el pasajero Nicolas Pisapia y el contratista del vuelo Alain Castany-, a 20 años de prisión. También condenaron a cuatro dominicanos a entre cinco y diez años de cárcel.

Los cuatro franceses cumplieron 15 meses de detención provisional y comparecieron libres en su juicio, en el que se declararon inocentes.

Su defensa reclamó su absolución, alegando que no se podía demostrar que tuvieran conocimiento de que había droga a bordo del avión. Los acusados explicaron que "nunca fueron escuchados por los dominicanos".

Se les puso en libertad mientras se examinaba su apelación pero tenían prohibido salir de República Dominicana.

La justicia francesa también intenta desenmarañar el caso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad