publicidad

Exsheriff texano sentenciado a 5 años de cárcel

Exsheriff texano sentenciado a 5 años de cárcel

Después de haber renunciado a su cargo y haberse declarado culpable de cargos federales de lavado de dinero.

DALLAS - El exsheriff del condado estadunidense de Hidalgo, Lupe Treviño, fue sentenciado hoy a cinco años de prisión, después de haber renunciado a su cargo y haberse declarado culpable de cargos federales de lavado de dinero.

La magistrada Micaela Álvarez, de la Corte Federal en McAllen, Texas, también sentenció a Treviño, este jueves, a servir dos años de libertad condicional tras concluir su termino de prisión y a pagar una multa de 60 mil dólares.

Treviño, de 64 años de edad, se declaró culpable el pasado 14 de abril de participar en el lavado de dinero mediante la aceptación de contribuciones de campaña ligadas a un traficante de drogas convicto.

El exsheriff reconoció haber aceptado entre 70 mil y 120 mil dólares en efectivo como donaciones provenientes del narcotraficante convicto Tomás "El Gallo" González, para ser utilizados en su campaña de reelección en 2012.

“Nadie está por encima de la ley", dijo el procurador federal para el sureste de Texas, Kenneth Magidson, en un comunicado en el que informó sobre la sentencia.

Treviño fue electo por primera vez como sheriff del condado de Hidalgo, que abarca el área de McAllen en el sur de Texas, en 2004.

Treviño mantuvo una fuerte popularidad a lo largo de su mandato, lo que le valió ser reelecto en dos ocasiones, incluyendo en 2012 cuando ganó las elecciones con el 80 por ciento de los votos.

publicidad

Sin embargo, sus problemas comenzaron antes de que pudiera ser juramentado para su tercer mandato.

En diciembre de 2012, las autoridades federales arrestaron a su hijo Jonathan Treviño como involucrado en el escándalo de corrupción de la Unidad Panamá, que era un grupo antinarcóticos integrado por agentes del sheriff del condado de Hidalgo y de la policía de Mission, Texas.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) acusó a nueve miembros de la ahora extinta Unidad Panamá, incluyendo al hijo de Treviño, de utilizar su condición de policías para robar drogas y dinero en efectivo a narcotraficantes que operaban en el condado.

Las drogas se vendían luego a otros traficantes para obtener un beneficio. Los policías también colaboraban con algunos narcotraficantes escoltando sus cargamentos o protegiendo sus casas de seguridad.

El exsheriff Treviño negó cualquier conocimiento de las actividades ilícitas de la unidad.

Sin embargo, su hijo y dos agentes cercanos a él, además de otros seis oficiales, se declararon culpables de confabular con tres traficantes de drogas para robar cargamentos a las bandas rivales, vender la droga y dividir las ganancias.

Los nueve fueron sentenciados por un juez federal en McAllen, Texas, a distintas penas de prisión, que van desde los ocho a los 17 años de cárcel.

Jonathan Treviño fue sentenciado a 17 años de cárcel, la pena más alta impuesta a los involucrados en el caso.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad