publicidad

Existen formas de ahorrar aún sin dinero

Existen formas de ahorrar aún sin dinero

El dinero ahorrado e invertido con planificación y prudencia, crece. No importa si tienes mucho o poco dinero, lo importante es comenzar...

Los asesores financieros opinan, sin embargo, que el dinero ahorrado e invertido con planificación y prudencia, crece. No importa si tienes poco o mucho, lo importante es comenzar a guardar, pues cada centavo cuenta.

Pedro Domínguez, un cubano que reside en la ciudad de Miami, reconoce que por lo general suele gastar más de lo necesario. Aunque no gana mucho dinero, con su trabajo de albañil asegura que cualquier excusa es buena para gastar.

"El ahorro nunca fue una de mis virtudes, no tengo constancia", indicó Domínguez. "Además, no podría ahorrar muchos dólares mes a mes, mi situación económica no me lo permite. Eso me desanima y me lleva a gastar lo que tengo sin pensar mucho en el mañana".

Domínguez no es el único en esta situación ya que si ahorrar fuera fácil, la mayoría de los consumidores lo hiciera. Guardar dinero para un "día lluvioso" es algo que requiere disciplina y consistencia.

Un estudio publicado hace poco por el Departamento del Consumidor de Estados Unidos ratificó este problema y concluyó que los estadounidenses por lo general no tienden a ahorrar.

La investigación afirmó que Estados Unidos es uno de los países desarrollados con menos ahorro per-capita en el mundo. En promedio, un jefe de familia en Estados Unidos ahorra aproximadamente el 2.3 por ciento de su ingreso disponible anual.

publicidad

La cifra es demasiado pequeña si se compara con que la tasa de ahorros es de 11 por ciento en Alemania y 15 por ciento en Francia.

La entidad señaló que cuatro de cada cinco residentes de Estados Unidos gasta más de lo que tiene y tiene una deuda de al menos una tarjeta de crédito.

Precisamente ese es el problema de Domínguez y miles de consumidores que como él opinan que "ahorrar es un asunto de millonarios"...

"El ahorro no tiene nada que ver con la cantidad de dinero que ganas. No hay excusas para ahorrar", opinó la economista Adriana Torres, asesora de inversiones de HD Consulting en Los Angeles, California.

"Es deber de todos asegurar un buen futuro a la hora del retiro o simplemente poder comprar la casa de nuestros sueños o mandar a los hijos a una buena universidad", agregó la experta. "En este país todas las posibilidades están abiertas para hacerlo".

Torres precisó que ahorrar es guardar una parte del dinero que tenemos para utilizarlo cuando sea más conveniente. Por ejemplo, añadió, "cuando decidamos comprar algo que verdaderamente necesitemos, o bien para hacerle frente a situaciones imprevistas".

"Eso no quiere decir que tengamos que contar con miles de dólares. Si los tuviéramos, entonces el ahorro no sería tan necesario", recalcó.

"El ahorro es un estado de la mente", aseguró Torres. "Una vez se tiene asumido, es sólo cuestión de constancia y buena administración. Nadie nace sabiendo cómo ahorrar, pero la clave es no gastar todo lo que se tiene y empezar desde hoy mismo. Cuanto antes mejor".

publicidad

Se puede comenzar a ahorrar desde las cosas más simples. Es cuestión de hacer algunos números para darte cuenta que cada centavo cuenta.

Si ahorraras diariamente el valor de una botella de gaseosa de máquina, que cuesta alrededor de un dólar, en un mes tendrías 30 dólares y en un año, nada menos que 360 dólares.

La cifra crecería si lo colocaras en un banco a un interés anual compuesto del 6 por ciento y la dejaras acumular intereses con el correr de los años.

"Parece increíble pero es cierto, los pequeños ahorros pueden llevarte a lograr grandes sueños, desde la compra de la casa propia, hasta la educación de tus hijos o tu retiro", dice Torres.

Algunas ideas para ahorrar

A continuación te presentamos una lista de ideas para ayudarte a comenzar a ahorrar desde hoy...

Antes de ir de compras, ya sea a una tienda o un supermercado, prepara una lista de compras y apégate a ella. No compres nada que no necesites.

Utiliza los cupones de descuentos que vienen en los periódicos y en los catálogos de productos de las tiendas. Muchas veces aparecen muy buenos descuentos que el cliente desaprovecha.

Tienes que estar pendiente de las ofertas. Los productos que se venden "dos por el precio de uno" están muy de moda en los supermercados.

En el supermercado, los productos de estación siempre tienen menor costo. Aprende a distinguirlos y saca ventaja de ello.

publicidad

Cocinar en casa puede ahorrarte muchos dólares al mes: Sólo saca la cuenta de cuánto vale un plato en la calle y luego calcula el precio de preparación en la casa. Seguro te sorprenderás...

Los productos genéricos (marcas propias de los negocios) son mucho mas baratos y de buena calidad.

Comprar al por mayor, con mesura, también es una buena idea. Usualmente, los supermercados ofrecen buenos descuentos en este rubro.

Cuídate de las compras impulsivas: Nada es tan bueno como para que no vuelvan a ponerlo en oferta.

Préstale atención al interés de tu tarjeta de créditos: Las tasas están bajando y no tienes por qué pagar de más. Negocia con tu banco una mejor tasa.

Las tasas de interés de los préstamos hipotecarios también están bajos: Dale una mirada a la tuya, si está muy alta, es hora de refinanciar.

Si pagas PMI (Private Mortgage Insurance), penalidad que te cobra el banco por no haber tenido el dinero suficiente para pagar el 20 por ciento del inicial, ya es hora de eliminarlo de tu cuota. Después del primer año de pagos, es un derecho que tienes y que por lo general, mucho dejan pasar por alto por ignorancia.

Si el cajero automático no es de tu banco, caminar un par de cuadras no te viene nada mal. Seguro encontrarás uno muy cerca. No vale la pena pagar 1.50 dólares sólo por ahorrarte una simple caminata.

publicidad

Asegúrate estar siempre al día con las películas de video, libros de la biblioteca, etc. De otra forma, deberás pagar multas innecesarias por atraso.

Aprende a "regatear" en las tiendas. Pedir descuentos por pagar al contado es saber hacer buenos negocios.

Como ves, hay miles de formas de vivir con menos dinero. Eso no quiere decir que tu vida se convertirá en austeridad absoluta de ahora en más.

Simplemente, ten en cuenta que hay muchas formas de economizar sin necesidad de perder calidad de vida, y de paso, ahorrarle muchos dólares a tu bolsillo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad