publicidad

Ex alumno fue arrestado tras explosión

Ex alumno fue arrestado tras explosión

Un joven de 17 años con una espada, una sierra y explosivos fue arrestado luego de causar una detonación en una escuela secundaria en California.

El joven detonó el artefacto explosivo en la Escuela Secundaria

Hillsdale en San Mateo poco después de las 8 a.m. de la mañana, informó

el teniente de policía Mike Brunicardi. No hubo heridos.El muchacho es un ex estudiante de la escuela, pero su nombre no fue divulgado porque es menor de edad, dijeron las autoridades."No nos quedan dudas de que este individuo podría haber causado daños

graves, heridas serias y bajas", dijo la jefa de Policía de San Mateo,

Susan Manheimer, en una conferencia de prensa.Manheimer indicó que el sospechoso entró a la escuela con una sierra de

motor, una espada de dos pies de largo, y 10 bombas caseras adheridas a

su cuerpo en un chaleco que tenía puesto.La escuela, que tiene unos 1,200 alumnos, fue evacuada de inmediato

tras la explosión y las clases se suspendieron el resto del día. Este

martes, la escuela continuaba cerrada mientras las autoridades

escolares reparaban los daños causado por el estallido.En un principio la policía recibió denuncias de que alguien llevaba un

arma en el predio de la escuela, y luego llamadas sobre la explosión.

Las autoridades no encontraron armas luego de revisar, salón por salón,

el plantel educativo localizado en el 3115 Del Monte Street, en San

Mateo.Estudiantes y maestros dijeron a los medios de prensa que la

electricidad se había cortado antes de la explosión, pero Brunicardi no

publicidad

pudo confirmarlo.Mary Kathryn Souther, una estudiante del segundo curso de 15 años, le

dijo al diario San Mateo County Times que estaba en clase de historia

cuando escuchó un "gran estallido". Su profesora salió a ver qué pasaba

y luego volvió, trabó la puerta y les dijo a los estudiantes que se

sentaran contra la pared al otro lado del aula."Se escuchó como un disparo", dijo Souther.

Informes de prensa dijeron que el joven supuestamente logró detonar al

menos dos bombas caseras en un pasillo vacío cerca de la biblioteca,

antes de ser derribado por un maestro del plantel y arrestado por las

autoridades.El estallido activo los detectores de humo y la alarma de incendios. En

ese momento, dos educadores que habían escuchado la detonación,

salieron al pasillo y enfrentaron al adolescente, que de inmediato

intentó huir, relató Manheimer.Entonces un tercer maestro lo persiguió, y cuando lo alcanzó, logró

derribarlo, según el teniente Brunicardi. El director de la escuela

secundaria, Jeff Gilbert y otro maestro, llegaron segundos después y

ayudaron a contener al joven en el suelo hasta que llegó la policía

publicidad

para arrestarlo.Brunicardi, quien calificó las acciones de Gilbert y los otros maestros

como "heroicas", dijo que no estaba seguro si el joven se había

graduado de la Escuela Secundaria Hillsdale.Lo que sí está claro es que las autoridades coinciden en que el

muchacho tenía todo los ingredientes necesarios para desatar un

violento ataque en la secundaria."Mientras los maestros y el director de la escuela estaban confrontando

a este chico, aguantándolo contra el piso y evitando de que escapara,

él tenía ocho bombas caseras vivas pegadas a su cuerpo", destacó

Brunicardi.Imágenes de televisión mostraron a policías que subieron a un joven de camiseta blanca, esposado, a un vehículo policial.Nadie resultó herido como resultado a la explosión, y pese al reporte

inicial, no se encontró un arma de fuego en el plantel, aclaró

Manheimer.El incidente motivó la evacuación inmediata de los más de 1,200

estudiantes de Hillsdale, que fueron trasladados a la vecina Escuela

Intermedia Abbott, tal y como lo establece el plan de seguridad de la

escuela.Gilbert explicó que su escuela realiza una jornada mensual de

entrenamiento para enfrentar situaciones de emergencia. "Esa

preparación sin dudas dio frutos positivos hoy", expresó.Se sabe que el lunes por la noche, agentes de la Oficina Federal de

publicidad

Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF), así como de la policía local,

requisaron el apartamento donde vive el sospechoso, ubicado en la Calle

Casa de Campo, en San Mateo.Los oficiales se llevaron algunas bolsas con evidencias, incluyendo lo

que la Policía de San Mateo ha descrito como, "materiales para fabricar

bombas".Por su parte, la Oficina de la Fiscalía del Condado de San Mateo ha

dicho que aún está analizando las evidencias para determinar qué cargos

enfrentará el joven, y si éste será enjuiciado como un adolescente o

como un adulto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad