publicidad

Estudiantes en Congreso Austin

Estudiantes en Congreso Austin

Miles de estudiantes indocumentados serían afectados de derogarse la ley 1403 y no sólo perderían la escuela, podrían se deportados.

Estudiantes en Congreso Austin e07c9512a2a844aebd99c7a10c7475c9.jpg

Congreso texano decidirá su futuro

Durante una maratónica reunión que duró más de 10 horas, estudiantes indocumentados hispanos expusieron ante el Comité de Asuntos del Estado de Texas la necesidad de no eliminar la Ley 1403, que les garantiza igualdad de derechos para estudiar una carrera universitaria. 

Varios cientos de jóvenes alumnos latinos, acompañados de sus padres y maestros, viajaron el jueves anterior desde diversas ciudades texanas a Austin para defender la Ley 1403 que fue aprobada en el 2001 y que permite a los estudiantes indocumentados continuar una carrera profesional en las universidades y colegios de Texas pagando la misma colegiatura que un ciudadano de este país.

Por ello, también a esa instancia legislativa, que rechace las otras propuestas que pretenden suplantar a la mencionada ley para hacerles más difíciles y exigentes los requisitos para estudiar en las universidades o colegios de la entidad.

publicidad

Roberto Alonzo, diputado estatal por el Distrito 104 de Dallas, se reunió con decenas de esos estudiantes para refrendarles su compromiso de pelear juntos esta batalla hasta el final.

Alonzo alertó a la comunidad estudiantil hispana que miles de alumnos indocumentados estarían en peligro de dejar sus estudios universitarios debido a que presuntamente el Comité de Asuntos del Estado de Texas esta a punto de aprobar la propuesta republicana 3826 que exige a los estudiantes sin papeles pruebas de que están aplicando para su ciudadanía, si quieren continuar estando bajo la protección de la Ley 1403.

"Esta propuesta de ley republicana es verdaderamente repudiable y condenable, ya que todos los legisladores sabemos que estos alumnos indocumentados no tienen la residencia, por lo que obviamente no pueden aplicar para una ciudadanía", acusó el diputado estatal.

Dijo que esta iniciativa es indigna y violatoria de los derechos humanos ya que su aprobación dejaría a la mayoría de los 11 mil alumnos sin documentos de residencia sin estudiar en un colegio o universidad.

Difícil debate

Roberto Alonzo indicó que cuatro diputados republicanos de los 9 miembros que integran dicho comité han presentado proyectos legislativos similares que pretenden rechazar la Ley 1403, por lo que el futuro académico de más de 11 mil estudiantes indocumentados que cursan actualmente una carrera universitaria en Texas está en un "verdadero peligro", denunció.

publicidad

Recordó que este mencionado comité está integrado por siete legisladores republicanos y sólo dos demócratas, lo que hace casi seguro que la propuesta 3826 o alguna otra similar sean aprobada.

Luego de que esta instancia legislativa apruebe uno esos proyectos, éste pasará en los siguientes días para su debate en el pleno de la Cámara de Diputados y posteriormente al Senado para su discusión.

Roberto Alonzo, diputado estatal por el Distrito 104 de Dallas indicó que estos jóvenes estudiantes sin papales cumplen con la ley estatal al comprobar que han vivido en Texas por tres años o más para poder pagar colegiaturas universitarias o de colegio al igual que un residente o ciudadano de esta entidad.

También enfatizó que  ninguna demanda contra las leyes federales que protegen a estos estudiantes han ganado en las cortes de Texas, por lo que pidió una vez más a toda la comunidad estudiantil hispanoparlante, a los padres de familia, a los maestros, y organizaciones cívicas, sindicales y políticas participar durante los siguientes días en la Cámara de Diputados para apoyar a Ley 1403 y rechazar tajantemente las otras propuestas que pretender dejar sin una licenciatura a los estudiantes indocumentados.

La Ley 1403

Fue aprobada por el Congreso texano en 2001, beneficiando a más de 11 mil estudiantes indocumentados en su mayoría de origen hispano que les permitió continuar sus estudios universitarios pagando la misma colegiatura que un alumno con residencia legal. Asimismo, mediante esta disposición los estudiantes sin documentos también pueden aplicar para ayuda económica del Estado.

publicidad

Testimonios de estudiantes

Julieta Garibay, originaria de la ciudad de México, quien se graduó en la Universidad de Texas y actualmente estudia una Maestría en Enfermería, fue una de las estudiantes que participó en el maratónico debate y ante los nueve miembros del Comité de Asuntos del Estado, con voz entrecortada afirmó que sino hubiera sido por la Ley 1403 "simplemente no hubiera podido estudiar, ya que mis padres no tienen los recursos para ello", explicó.

Julieta, quien llegó a este país cuando tenía 14 años de edad, narró una dramática historia de su vida que al igual que otros testimonios, arrancaron las lágrimas de algunos presentes, al indicar a los legisladores del comité los sufrimientos que tuvieron que padecer sus padres para cruzar a esta nación.

"Ahora, después de tanto sufrimiento y sacrificio por parte de mi familia y mío, sólo les pido a ustedes como congresistas que me den, juntos a otros miles de estudiantes indocumentados, la posibilidad de estudiar para mejorar el nivel de mi familia, y ayudar al engrandecimiento de Texas y de Estados Unidos", manifestó.

El testimonio de Cynthia

Cynthia Morales, quien llegó a este país procedente de México cuando tenía apenas dos años de edad, dijo sentir a Estados Unidos como su patria y expresó su confusión y tristeza del por qué no la dejaban estudiar una carrera universitaria cuando ha pasado casi toda su vida en Texas.

publicidad

Indicó que siempre ha tratado de ser una de las mejores estudiantes para mandar el mensaje de que los latinos también pueden estar entre los primeros de toda la nación.

Sin embargo, manifestó su preocupación de que a pesar de sus excelentes calificaciones tendría que abandonar sus estudios universitarios y no terminar su carrera si es eliminada la Ley 1403.

"No solamente me han limitado en pedir becas o préstamos para continuar en la universidad, sino que ahora pretenden los republicanos dejarnos definitivamente sin graduarnos", acusó la joven estudiante, quien cursa la licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad de Texas.

El testimonio de Marisol

Marisol Medrano fue otra de las estudiantes que cimbró con su testimonio a los nueve miembros del Comité y al público en general, cuando narró los peligros de muerte que tuvieron que enfrentar sus padres para traerle desde muy pequeña a esta nación para darle un mejor futuro.

"Yo todo lo que les pido es que nos dejen estudiar para ser mejores ciudadanos, para ayudar a nuestras familias, a nuestros hermanos y poder educar a nuestros hijos para seguir creando un mejor país", dijo Marisol ante los legisladores.

Asimismo, les advirtió que en caso de que rechazaran la Ley 1403 el futuro económico y social  de miles de estudiantes latinos, de Texas y de Estados Unidos estaría en peligro ante la posibilidad de que a esos jóvenes, por no tener una profesión, podrían caer en la garras de la delincuencia o las drogas.

publicidad

"La única manera de combatir los altos niveles de violencia que impera en las calles de nuestras ciudades, de este estado y de toda la nación es a través de la educación y éso ustedes lo saben muy bien. Hacer todo lo contrario y dejar si escuela a miles de jóvenes es alimentar la delincuencia y el narcotráfico", precisó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad