publicidad
En al menos 19 estados los dreamers tienen beneficios para estudiar en la universidad, entre ellos pagar matrículas como residentes y no como estudiantes extranjeros.

Estudiantes de la universidad Loyola en Chicago crean fondo de becas para Dreamers

Estudiantes de la universidad Loyola en Chicago crean fondo de becas para Dreamers

Dos estudiantes hispanos idearon novedoso proyecto para ayudar a que algunos dreamers paguen sus estudios.

En al menos 19 estados los dreamers tienen beneficios para estudiar en l...
En al menos 19 estados los dreamers tienen beneficios para estudiar en la universidad, entre ellos pagar matrículas como residentes y no como estudiantes extranjeros.

Dos estudiantes hispanos de la Universidad de Loyola en Chicago idearon un novedoso proyecto para ayudar a dreamers a pagar sus estudios.

Con lo que cuesta un pasaje en autobús, $2,50 dólares, unos 10 mil alumnos aportarán cada semestre esa cantidad a un fondo de becas para jóvenes indocumentados que entraron siendo niños a Estados Unidos (dreamrs) y no pueden recibir ayuda federal para costear estudios universitarios.

Leer: Las causas que generaron la crisis en la frontera siguen vigentes 

Denominado Fondo de Becas Magis de la Universidad de Loyola, fue planificado por los estudiantes Flavio Bravo y Adriana Robles.

Cada año unos 65 mil dreamers se gradúan de la escuela secundaria según datos del Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), el principal grupo hispano de Estados Unidos. De ellos, un pequeño porcentaje puede acceder a la universidad con recursos propios.

publicidad

Leer: Crecen campañas de inscripción a DACA y DAPA 

La complejidad y las prohibiciones del sistema llevaron al consejo estudiantil de la Universidad de Loyola plantear el proyecto de creación del fondo de becas, el que fue aprobado en un referendo la semana pasada.

Al año, el fondo recaudará unos $50 mil dólares.

"La victoria de los estudiantes de Loyola es enorme porque, aunque ya se empiezan a abrir vías para los estudiantes indocumentados mediante programas como DACA, la ayuda financiera sigue siendo una gran barrera… Nos queda mucho por hacer",  dijo al diario La Opinión de Los Angeles Roberto Gonzáles,  profesor de Educación en la Universidad de Harvard.

Leer: Corte de Apelaciones le da esperanzas a la acción ejecutiva 

Los autores del fondo tomaron en cuenta que 41 millones de estadounidenses acarrean, en su conjunto, poco más de $1,000 millones de dólares en préstamos estudiantiles, superando la deuda de tarjetas de crédito.

No es la primera vez que la Universidad de Loyola crea un proyecto para ayudar a los dreamers. En 2012 la Facultad de Medicina Stritch se convirtió en la primera en el país en aceptar a estudiantes indocumentados amparados al programa de Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés).

Leer:  El DACA de 2012 sigue vigente  

La Acción Diferida, en vigor a partir del 15 de agosto de 2012, protegió de la deportación a miles de estudiantes indocumentados que estaban en el país desde antes del 15 de junio de 2007 y carecen de antecedentes criminales.

publicidad

A la fecha poco más de 600 mil de un total de 1.8 millones de beneficiarios han pedido el freno de sus deportaciones. DACA también otorga una autorización de empleo renovable cada dos años.

En 2014 siete dreamers protegidos por DACA figuraron entre los 160 nuevos estudiantes de medicina de la Universidad de Loyola.

Leer:  La acciòn ejecutiva no perdona errores 

Gaby Pacheco, directora de programas del grupo TheDream.US y líder nacional de los dreamers, dijo a UnivisionNoticias.com estar “feliz de saber que personas que no son parte de la comunidad indocumentada quiera ayudarnos. Los indocumentados son gente sola y no hay muchos que abogan por nosotros. Ellos saben de la importancia de una educación y saben el costo que esto implica”.

“Sin esta ayuda no podríamos estudiar”, agregó la activista. “Este fondo es un símbolo de que cuando el gobierno y nuestros lideres nos fallan, siempre hay otras alternativas”.

Pacheco dijo además que “aunque sea una curita que trata de aliviar la situación de los dreamers, con estas acciones los lideres -no sólo congresistas, senadores o el presidente sino que lideres de universidades- le abran las puertas a los dreamers porque hay una enorme necesidad humana”.

También dijo que TheDream.US a partir de ahora ofrecerá becas a estudiantes indocumentados que deseen ir a la Universidad de Loyola. "Con este nuevo fondo esperamos que la tercer área más grande de Estados Unidos con Dreamers beneficiados por DACA, Illinois,  pueda abrir más espacios para estudiantes deseosos de ir a la universidad".

publicidad

TheDream.US ha otorgado más de 800 becas a Dreamers de 55 universidades desde su creación en febrero de 2014.

A su vez, Cristina Jiménez, de United We Dream, dijo que “la posición pública” que asumieron los estudiantes de la Universidad de Loyola “nos ayuda a tener una voz más fuerte” y nos permite ver “un cambio” en esta larga batalla para que los dreamers sea protegidos y paguen tarifas como cualquier otro estudiante.

“La universidad debe ser un espacio abierto para los estudiantes sin importar su estatus”, agregó.

Un reciente informe del Instituto para Inmigración, Globalización y Educación de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en inglés), los estudiantes indocumentados viven con el temor constante de ser deportados o que le cierren las puertas a la universidad.

A causa del fracaso del debate de la reforma migratoria en el Congreso "a pesar de la aprobación en 2013 de un plan bipartidista en el Senado que incluyó una vía a la ciudadanía para millones de indocumentados- varios estados han adoptado políticas que van desde la inclusión de los Dreamers hasta su total exclusión.

Mientras Arizona, Alabama, Carolina del Sur e Indiana prohíben el acceso de dreamers a matrículas universitarias a precios para residentes del estado, otros como California, Colorado, Nuevo México, Texas y Washington, permiten que estos inmigrantes soliciten ayuda financiera estatal y paguen la misma matrícula que los residentes legales y ciudadanos del estado.

publicidad

“Diecinueve estados cuentan con beneficios para los dreamers y esperamos que la lista siga creciendo”, dijo Jimébnez.

Un informe del Centro de Investigación Pew, entre 200 mil y 225 mil estudiantes indocumentados están inscritos en universidades, o cerca del 2% de la población estudiantil total.

No existe una base de datos que indique cuántas universidades ofrecen en la actualidad ayuda a dreamers,  pero el número ha ido en aumento desde la entrada en vigor de DACA en 2012.

Según una encuesta elaborada por UCLA a 909 estudiantes indocumentados de 55 países, la mayoría de ellos lleva casi toda su vida en Estados Unidos y el 90.4% dijo que solicitaría la ciudadanía estadounidense si tuviera la oportunidad.

Reveló además que el 64.1% tiene al menos un ciudadano o residente legal en sus familias.

Otro dato de la encuesta mostró que el 61.3% vive en hogares con ingresos anuales de menos de $30,000, y el 72.4% trabaja mientras estudia en la universidad, lo que supone una traba para su éxito en las aulas.

El presidente de la Universidad de Loyola, reverendo Michael Garanzini, dijo en una carta estar de acuerdo en que esa casa de estudios brinde ayuda a los estudiantes indocumentados.

A nivel nacional sólo entre el 5% y el 10% de los estudiantes indocumentados graduados de secundaria van a la universidad. Tanto Pacheco como Jiménez dijeron que la batalla de los dreamers es elevar esos porcentajes, y que programas como los creados por los estudiantes de la Universidad de Loyola permiten trazar un futuro más esperanzador en menos tiempo.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad