publicidad
.

Estudiantes abogan por la Ley del Sueño logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6...

Cientos de jóvenes celebraron una graduación simbólica en Washington, para pedir la legalización de miles de indocumentados.

Estudiantes abogan por la Ley del Sueño

Estudiantes abogan por la Ley del Sueño

Cientos de jóvenes celebraron una graduación simbólica en Washington, para pedir la legalización de miles de estudiantes indocumentados.

Cientos de jóvenes celebraron una graduación simbólica en Washington, pa...
Cientos de jóvenes celebraron una graduación simbólica en Washington, para pedir la legalización de miles de indocumentados.

Centenares de jóvenes celebraron una ceremonia simbólica de graduación

frente al Capitolio para compartir la realidad que viven los jóvenes

indocumentados que llegaron al país muy niños con sus padres y ahora

piden, como en años anteriores, que el proyecto de ley conocido como el

Dream Act les ayude a legalizarse para poder estudiar y trabajar."Quiero ser doctora", expresó Daniela Contreras, vestida de toga y

birrete, quien reside en Chicago y fue traída de niña a Estados Unidos

por sus padres que son originarios de Puebla, México.Benita Veliz tiene 16 años viviendo en Estados Unidos, y se graduó de

la universidad en Texas. Ahora quiere poder continuar sus estudios para

convertirse en abogada y trabajar de forma legal."El Dream Act me ayudaría no solamente a poder seguir estudiando, si no

publicidad

a ir a la escuela de leyes para terminar una carrera de abogada, y

también porque actualmente estoy en procedimiento de deportación, esta

medida cancelaría mi deportación", explicó Veliz.La estudiante Cynthia Félix comparte una historia similar. Se graduó de

la Universidad de California en Los Ángeles y ahora estudia un

postgrado en la Universidad de Columbia en Nueva York."Como muchos de mis compañeros, somos jóvenes que hemos venido con

nuestros padres por el sistema que no hay ninguna ley que nos sirva

ahorita. Si el Dream Act pasara nosotros podríamos tener una manera de

poder solicitar una residencia, poder ser ciudadanos y ejercer nuestras

licenciaturas", enfatizó Félix.Los jóvenes hicieron un llamamiento a los legisladores para que

aprueben el proyecto de ley de Desarrollo, Alivio y Educación para

Menores Extranjeros (DREAM, por sus siglas en inglés).La manifestación ocurrió en momentos en que el presidente Barack Obama,

que esta semana en un Desayuno de Oración reiteró su compromiso por una

reforma migratoria integral, se reunirá el jueves con legisladores

demócratas y republicanos para abordar ese tema.Una ex estudiante indocumentada y ahora profesional en el país

legalmente, indica que tienen grandes esperanzas en la reunión

publicidad

migratoria del presidente Barack Obama con líderes del Congreso

estadounidense."Hay una expectativa muy grande de toda la comunidad inmigrante a ver

qué va a pasar en esta reunión", comentó la inmigrante Cristina

Jiménez. "Sabemos que esta reunión ha sido pospuesta dos veces,

entonces tenemos mucha expectativa"."Nosotros queríamos venir esta semana, hemos planeado por meses para

poner presión que el Acta del Sueño tiene que pasar este año, los

jóvenes no pueden esperar", agregó Jiménez.Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs, reconoció el

martes que el conseguir los votos suficientes para aprobar una reforma

migratoria es mas difícil que iniciar la discusión.La propuesta DREAM busca restaurar el derecho de los estados de decidir

sobre requisitos de residencia para la matrícula estatal y establecer

un camino hacia la legalización y eventual ciudadanía de aquellos que

siguen estudios universitarios o se inscriben a las fuerzas armadas.El evento del martes, patrocinado por la coalición United We DREAM

(Unimos Soñamos), fue parte de graduaciones simbólicas similares en

Arizona, California, Colorado, Florida, Indiana, Massachussets,

Carolina del Norte, Nueva Jersey, Nueva York, Texas y Wisconsin."Las ceremonias de graduación son un poderoso recordatorio de la

publicidad

urgente necesidad de la reforma del sistema migratorio", dijo Janet

Murguía, presidenta del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), la

organización nacional hispana más grande de Estados Unidos.No se pueden desperdiciar "las contribuciones de estudiantes

talentosos, servidores públicos dedicados y un número creciente de

jóvenes líderes atrapados dentro de un sistema de inmigración

disfuncional", agregó la líder activista.Durante la ceremonia de graduación fueron premiados por su valentía,

espíritu de lucha y servicio comunitario los estudiantes Walter Lara,

Yosub Jung, y Benita Veliz.Lara, graduado en el Miami-Dade College, en Florida, enfrenta una orden

de deportación al igual que Veliz, quien estudió en la Universidad de

St. Mary en San Antonio, Texas con beca completa y sueña con ser

abogada."A nadie ayuda que estudiantes talentosos, como aquellos que se

reunieron hoy con los miembros del Congreso, no puedan desarrollar su

potencial", sostuvo Murguía."El futuro de nuestra nación reside en que nuestros jóvenes adquieran

las habilidades y el conocimiento que necesitan para ser ciudadanos

productivos y líderes innovadores", puntualizó.Lo único cierto por ahora es que la reunión en la Casa Blanca

publicidad

finalmente se realizará el jueves, seguramente por la tarde, con el

objeto de comenzar el debate migratorio y posiblemente el futuro de los

estudiantes indocumentados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El secretario de prensa Sean Spicer dijo que el presidente se enfocará en construir el muro primero y en deportar a los inmigrantes que presentan un peligro para la nación.
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
publicidad