publicidad

Estricta vigilancia por epidemia del ébola

Estricta vigilancia por epidemia del ébola

El aeropuerto de John F Kennedy en Nueva York se encuentra bajo estricta vigilancia por posibles pasajeros infectados con el virus de ébola. 

Alerta en aeropuerto JFK por virus del ébola Univision

NUEVA YORK -  El aeropuerto de John F Kennedy en Nueva York se encuentra bajo estricta vigilancia por posibles pasajeros infectados con el virus de ébola. 

Agentes federales y oficiales del departamento de salud de NUeva York están preparados para aislar en cuarentena a cualquier persona que presente síntomas del virus mortal.  

"Oficiales de cuarentena" en JFK y otros 19 aeropuertos de Estados Unidos están en alerta, y personal de las aerolíneas están capacitados para detectar los síntomas, que incluyen fiebre, enrojecimiento de los ojos, vómitos severos, diarrea y hemorragia interna, dijo un portavoz de los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención.

Epidemia en Africa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los presidentes de los países afectados por la epidemia de ébola en África Occidental presentan hoy en Guinea Conakry un plan de lucha contra dicha enfermedad, que se ha cobrado la vida de más de 450 personas.

El Hospital Universitario de Emory, en Atlanta, anunció hoy que en los próximos días será trasladado a sus instalaciones un paciente con Ebola para ser tratado en sus instalaciones.

El centro médico tiene un programa de colaboración con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y es uno de cuatro hospitales en todo el país que cuenta con la infraestructura necesaria para tratar pacientes con enfermedades infecciosas serias de forma totalmente aislada.

"Los médicos, enfermeras y el personal del Hospital Universitario de Emory están altamente calificados para tratar este tipo de pacientes con los protocolos y procedimientos necesarios", indicó el centro médico en una declaración enviada a Efe.

Si bien ni el hospital ni los CDC han revelado la identidad del paciente que será trasladado, se presume que podría ser uno de los dos trabajadores voluntarios estadounidenses, un médico y una misionera, que fueron contagiados mientras trabajaban en un hospital en Liberia.

publicidad

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad