publicidad
Muchas veces los estudiantes indigentes son difíciles de detectar porque ellos sienten vergüenza de su situación.

Crece la brecha académica entre alumnos hispanos y blancos en Denver

Crece la brecha académica entre alumnos hispanos y blancos en Denver

El distrito es el primero en analizar según los grupos étnicos los exámenes de Evaluación Conjunta de Preparación para Colegios y Carreras (PARCC)

Muchas veces los estudiantes indigentes son difíciles de detectar porque...
Muchas veces los estudiantes indigentes son difíciles de detectar porque ellos sienten vergüenza de su situación.

La brecha académica que separa a los alumnos hispanos de los blancos en las Escuelas Públicas de Denver (DPS) no solamente aún persiste sino que se ha incrementado en ciertas materias, revela un análisis difundido este viernes sobre los resultados de las nuevas evaluaciones estudiantiles de Colorado.


DPS, el distrito escolar con mayor cantidad de estudiantes en el estado (90.000), es el primer distrito en analizar según los grupos étnicos los exámenes de Evaluación Conjunta de Preparación para Colegios y Carreras (PARCC), que este año se usaron por primera vez en Colorado.

Según indicó el superintendente Tom Boasberg durante una conferencia de prensa en una escuela primaria local, la diferencia de rendimiento entre alumnos blancos y los estudiantes de grupos minoritarios persiste dado que "los estudiantes blancos superan a los estudiantes afroamericanos y latinos en los exámenes".

A la vez, en lectura y escritura, esa discrepancia académica "es mayor ahora que en el pasado", expresó el educador, sin proveer detalles, pero especificando que los resultados no los tomaron por sorpresa.

En DPS, el 58% de los estudiantes es de origen hispano y unos 13.000 alumnos hablan sólo o mayormente español. Esos estudiantes que están aprendiendo inglés también obtuvieron resultados bajos en las pruebas PARCC.

Según datos del Departamento de Educación de Colorado, menos de la cuarta parte de los 16.000 alumnos de DPS que no dominan inglés alcanzaron un nivel académico adecuado en los exámenes PARCC. A nivel estatal, cerca del 40 por ciento de los estudiantes aprendiendo inglés cumplieron con sus metas académicas.

publicidad

Boasberg puntualizó que, más allá de los resultados de este año, "será importante demostrar progreso" en los próximos, tanto en el caso de los estudiantes hispanos y de otras minorías, como en cuanto a alumnos no angloparlantes o de familias de bajos recursos.

Por eso, propuso implementar un nuevo Plan de Alfabetización Temprana (que aún deberá ser aprobado por la junta directiva de DPS) para lograr que en 2020 el 80 por ciento de los estudiantes del tercer grado lean y escriban al nivel adecuado.

Un informe difundido hace unos meses apuntó que un alto número de estudiantes latinos en las escuelas públicas de Denver, Colorado, asiste a clases en escuelas donde la mayoría de sus compañeros son latinos. Ello ha llevado a una segregación cultural que afecta su rendimiento académico, según un informe de Rocky Mountain PBS en consulta con la Universidad Estatal Metropolitana de Denver.



En las escuelas públicas de Denver, asimismo, "los estudiantes blancos tienen diez veces más posibilidades de tener como maestro a alguien de su propia raza que los alumnos afroamericanos o latinos", señala dicho informe. Vale preguntar hasta qué punto la disparidad étnica entre maestros y estudiantes y la segregación puede incidir en resultados de pruebas como las PARCC. 

Según estadísticas de DPS, dependiendo de la escuela, del 40 al 80 por ciento de los alumnos de tercer grado en este distrito escolar son latinos.

"Es asombroso que con todo el trabajo y los recursos que le dedicamos a las escuelas con estudiantes de bajos ingresos, la brecha académica siga creciendo", declaró Boasberg.

A su juicio, ello "es un claro recordatorio tanto del poder del privilegio como de las necesidades adicionales para que podamos enseñarles mejor y proveer de mejores recursos a nuestros estudiantes" para poder alcanzar las "ambiciosas metas académicas" de este distrito escolar.

Este jueves, el presidente Barack Obama firmó una nueva ley educativa, Every Student Succeeds (Que cada estudiante tenga éxito), que le devuelve la autoridad a los estados y los distritos locales sobre el desempeño de las escuelas, tras 14 años de estricto control federal bajo No Child Left Behind. 

Durante el acto, Obama afirmó que esta nueva ley pretende atajar, entre otros aspectos, las grandes brechas académicas como la que durante tiempo ha existido entre estudiantes blancos, hispanos y negros.


publicidad
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad