publicidad
Estados Unidos conmemora y rinde homenaje a las víctimas por el décimo aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Estados Unidos recuerda el 11 de septiembre diez años después del peor ataque terrorista

Estados Unidos recuerda el 11 de septiembre diez años después del peor ataque terrorista

El país más poderoso del planeta cambió para siempre tras los ataques terroristas del 9/11.

Estados Unidos conmemora y rinde homenaje a las víctimas por el décimo a...
Estados Unidos conmemora y rinde homenaje a las víctimas por el décimo aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Estados Unidos conmemora este domingo el décimo aniversario de los peores ataques terroristas de su historia, en medio del temor generalizado de un nuevo atentado, los fantasmas de la conspiración y el dolor que causó una tragedia cuyas heridas aún no acaban de cerrar.

Univision se une a los homenajes en honor a las casi 3,000 víctimas que murieron el 11 de septiembre de 2001 con una cobertura especial que usted puede ver en vivo por Univision y aquí en Univision Noticias, a partir de las 7 AM, hora de Este.

Haz click aquí para ver la transmisión en vivo de los actos conmemorativos del décimo aniversario del 9/11

En la víspera de los actos, el presidente Barack Obama hizo un llamado a la unidad nacional al recordar a las víctimas de los atentados de 2001 y rendir homenaje a los equipos de rescate, como adelanto del discurso que ofrecerá este domingo para conmemorar el décimo aniversario de los ataques.

publicidad

Según la Casa Blanca, el mandatario estadounidense visitará los tres lugares atacados el 11 de septiembre de 2001 -la 'Zona Cero" en Nueva York, un terreno baldío en Shanksville (Pensilvania) y el Pentágono, en ese orden- y ofrecerá su discurso por la noche en el Kennedy Center.

Obama aseguró  que, una década después de los ataques, Estados Unidos "se ha mantenido fuerte frente a amenazas, y hemos fortalecido nuestra seguridad nacional, mejorado nuestras alianzas y puesto a Al Qaeda en el camino hacia la derrota".

"Al mirar hacia el futuro, seguiremos demostrando que los terroristas que nos atacaron son impotentes frente a la valentía, robustez y resistencia del pueblo estadounidense", agregó Obama, en su acostumbrado discurso radiofónico y por internet de los sábados.

Los terroristas "quisieron privarnos de la unidad que nos define como pueblo. No obstante, no sucumbiremos a la división o sospecha. Somos estadounidenses, y somos más fuertes y más seguros cuando seguimos leales a los valores, libertades y diversidad que nos hacen incomparables entre naciones" enfatizó.

¿Una nación unida?

En medio de las dudas y las críticas de muchos sectores sobre las guerras (injustas e innecesarias para muchos),  la discriminación, la violación de la intimidad y todo lo que desencadenó el 11 de septiembre, Obama piensa que los actos de conmemoración del 11-S durante el fin de semana constituyen una ocasión en la que "nos estamos uniendo como nación solidaria" para recordar a las víctimas y reafirmar "nuestro compromiso de cumplir siempre nuestra lealtad a ellos y sus familias".

publicidad

Asimismo, el presidente destacó el "heroísmo" de los equipos de rescate que "arriesgaron sus vidas -dieron sus vidas- para salvar a otros", y agradeció la labor de quienes prestan servicio en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, a los que denominó la "extraordinaria Generación 9/11".

Su mensaje a la nación es que Al Qaeda no sólo no ha logrado amainar la "valentía" del pueblo estadounidense sino que en los últimos dos años y medio, se ha eliminado a más cabecillas de esa red terrorista "que en cualquier otro momento desde el 11 de septiembre".

"Gracias a la extraordinaria valentía y precisión de nuestras fuerzas, por fin hicimos justicia a Osama bin Laden", señaló Obama, al referirse a la muerte del líder de Al Qaeda durante una operación militar el pasado 1 de mayo en Pakistán.

No obstante, consciente del cansancio popular con las guerras en Irak y Afganistán, Obama señaló que las tropas estadounidenses imponen "una presión incesante" sobre Al Qaeda, y su Gobierno está "terminando la guerra en Irak y empezando a traer nuestras tropas de regreso de Afganistán".

Con palabras con gran carga de patriotismo, Obama afirmó que Estados Unidos enfrenta a un "enemigo decidido" que, sin duda, intentará atacar de nuevo, pero su Gobierno hará "todo lo posible para proteger" a la población.

publicidad

"En nombre de las víctimas y los que demostraron valentía en esa fatídica fecha, jamás vacilaremos. Protegeremos el país que amamos y lo entregaremos más seguro, más fuerte y más prospero a la próxima generación", prometió Obama.

Seguridad al límite

La seguridad ha sido reforzada tras el anuncio de las autoridades en las últimas horas de una amenaza de atentado "específico, creíble pero no confirmado" que se intentaría realizar en coincidencia con el décimo aniversario de los atentados en Nueva York y Washington.

Parecería que "Al Qaeda aún busca hacerle mal a los estadounidenses, y en particular apuntando a Nueva York y Washington", advirtió la secretaria de Estado Hillary Clinton.

En Manhattan, varias barreras policiales han sido instaladas para controlar a los vehículos. Los policías revisan los bolsos en el metro y se aumentó el número de patrullas armadas.

El ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, en el cargo en el momento de los atentados del 11 de septiembre de 2001, exhortó el sábado a no bajar la guardia frente a la amenaza terrorista, en la alocución semanal del partido republicano.

Giuliani estimó que el compromiso estadounidense en Afganistán e Irak había contribuido a "impedir otros atentados de gran magnitud".

El dirigente advirtió además contra un "deseo de desmilitarizar al minimizar los peligros que nos acechan". Para él, el retiro de las tropas estadounidenses comprometidas en la lucha antiterrorista no debe llevarse a cabo "según un calendario políticamente oportuno".

publicidad

"No debemos dejar que nuestra impaciencia impida a nuestras fuerzas armadas alcanzar sus objetivos en Irak y Afganistán", dijo.

Los comentarios de Giuliani se producen en momentos en que la Casa Blanca planea mantener en Irak solo a unos 3,000 a 4,000 efectivos después de 2011, contra los 46,000 que actualmente están desplegados en ese país.

En Afganistán, un calendario de retiro de tropas también ha sido puesto en marcha para repatriar a un tercio de unos 100,000 hombres de aquí a 2012.

"La gente a menudo me pregunta: '¿Estados Unidos está más seguro ahora que antes del 11 de septiembre?'. La respuesta es 'sí, pero no tan seguro como debería estar'", dijo Giuliani.

"Hemos efectuado progresos significativos en obtener información de inteligencia y en la seguridad de los aeropuertos. Pero aún queda mucho trabajo por hacer", advirtió el ex alcalde.

Una huella imborrable, pero…

Los estadounidenses permanecen profundamente marcados por el 11 de septiembre. Casi todos ellos recuerdan que era lo que estaban haciendo aquel día de cielo azul sobre Manhattan y con las torres que se derrumbaban bajo un diluvio de fuego, polvo y acero. Uno de cada dos estadounidenses, según un reciente sondeo, estima que los atentados cambiaron su vida.

Pero después de dos guerras en Irak y en Afganistán, que han dejado más de 6.200 muertos entre los soldados norteamericanos y que han costado a Estados Unidos unos cuatro billones de dólares, muchos parecen deseosos de dar vuelta la página. La muerte de Osama bin Laden, asesinado el 2 de mayo por los estadounidenses en Pakistán, ha contribuido para ello.

publicidad

Este fin de semana, Estados Unidos olvidará por dos días esos 10 años de guerra, sus profundas divisiones políticas a 14 meses de la próxima elección presidencial, la crisis económica y el desempleo de más del 9%. Y la pérdida para siempre de su sentimiento de seguridad.

Como en cada aniversario, cuatro minutos de silencio marcarán el domingo -a las 08:46, a las 09:03, a las 09:59 y a las 10:28- los momentos cuando los dos aviones de línea impactaron en las torres del World Trade Center y la hora en la cual se derrumbaron.

Como cada año, se leerán los nombres de los casi 3,000 muertos. Las familias de las víctimas asistirán luego a la inauguración del memorial del 11 de Septiembre, por fin terminado luego de cinco años de trabajos.

Este espacio paisajístico de tres héctareas, donde se plantaron más de 200 robles, alberga dos grandes estanques con cascadas, ubicados en el lugar exacto donde se levantaban las torres gemelas. El nombre de cada muerto está inscripto sobre sus brocales.

Alrededor, el sitio devastado por los atentados permanece aún en obra. Pero la torre 1WTC, que simboliza el lugar, está destinada a convertirse en la más alta de los Estados Unidos y alcanzará los 81 pisos.

Por el décimo aniversario de los ataques, numerosas conmemoraciones están previstas en Nueva York y en todas partes del país durante el fin de semana: ventas de ‘souvenirs’, exposiciones de fotos, una cadena humana en el sur de Manhattan, espectáculos de danzas, reuniones de oración y varios conciertos, uno de los cuales en la catedral de Washington el domingo en la noche con la presencia del presidente Obama.

publicidad

Datos relevantes de una década

Tras dos años de investigación para The Washington Post, Dana Priest y William Arkin ofrecen otros datos relevantes en este décimo aniversario del 11 de Septiembre:

    * En una década, el Gobierno estadounidense ha establecido o reconstituido 263 organizaciones para hacer frente a algún aspecto de la mal llamada guerra contra el terror.

    * Los gastos en los servicios secretos en ese tiempo han aumentado un 250%, superando con creces los $75.000 millones anuales: más de lo que gasta el resto del mundo.

    * Estados Unidos ha construido 33 edificios  o complejos de edificios sólo para burocracias viejas y nuevas de inteligencia, que ocupan más de 1 millón y medio de metros cuadrados: el equivalente de 22 Capitolios y 3 Pentágonos.

    * Para albergar a sus 230 mil funcionarios, a unos 8 kilómetros al sureste de la Casablanca se está construyendo, con un presupuesto de $3,400 millones, el nuevo departamento de Seguridad Interior.

    * El nuevo sistema de seguridad implantado produce unos 50 mil informes cada año, unos 136 cada día, lo que significa que la mayor parte, como ha sucedido siempre, no se leerán nunca. Muchos son banales y «podrían haberse escrito en una hora, consultando sólo Google», señala Fareed Zakaria en su resumen de la investigación del Post.

publicidad

    * Cincuenta y un centros distintos, en 16 estados, vigilan el flujo de dinero que reciben las organizaciones terroristas y sale de ellas, pero la coordinación de la información entre ellos sigue dejando mucho que desear.

    * Unas 30 mil personas trabajan ya sólo en Estados Unidos en los servicios de escucha telefónica y de seguimiento del terrorismo en otros medios de comunicación y, a pesar de ello, nadie anticipó lo que preparaba el comandante Nidal Malik Hasan en el Centro Médico Walter Reed del Ejército. Nadie escuchó ni transmitió a los superiores adecuados los avisos del padre del yihadista nigeriano sobre el atentado que preparaba su hijo en Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad