publicidad

Estados Unidos le cierra la puerta a la “marcha de los mutilados”

Estados Unidos le cierra la puerta a la “marcha de los mutilados”

Autoridades migratorias en Eagle Pass, Texas, no permitieron el ingreso de los indocumentados hondureños.

Por Jorge Cancino - @cancino_jorge

Autoridades migratorias estadounidenses impidieron el miércoles el ingreso al país de una veintena de inmigrantes hondureños que han sufrido mutilaciones en “La Bestia” (el ferrocarril que recorre México de sur a norte), una difícil caminata bautizada como “la marcha de los mutilados”.

“No quisieron escucharnos. Cerraron los portones y aquí estamos, en Piedras Negras, Coahuila, pensando en el siguiente paso”, dijo a UnivisionNoticias.com el inmigrante José Luis Hernández, líder de la Asociación de Migrantes Retornados con Discapacidad (Amiredis).

“Esta mañana intentamos cruzar, que nos dieran un permiso especial, pero cerraron el puente (ubicado en Eagle Pass, Texas). Ni siquiera nos escucharon. Nos regresaron para atrás otra vez”.

El grupo tiene como objetivo llegar hasta la Casa Blanca y reunirse con el presidente Barack Obama. “Queremos decirle que su política migratoria es dañina, que deje de gastar tanto dinero en tratar de frenar la inmigración indocumentada porque no lo va a conseguir”.

“Le queremos decir que en vez de invertir tantos millones en seguridad y policías, mejor que genere empleo en nuestros países. Así no tendremos que viajar al norte y poner en peligro nuestras vidas”, dijo Hernández.

La caravana está integrada por 20 indocumentados, todos hondureños, que han perdido brazos y piernas tratando de llegar a Estados Unidos en busca del sueño americano. “Yo me caí del tren en 2005 y perdí las dos manos y una pierna”, contó el activista.

publicidad

El accidente ocurrió en la localidad de Las Delicias, Chihuahua. “Ahí estuve dos años internado. Y también en Ciudad Juárez y en el Distrito Federal (DF). Me sometieron a muchas cirugías para salvarme. Así son las cosas, te lastimas y después te quedas solo”.

En Honduras Hernández se juntó con otros indocumentados que corrieron con la misma suerte y planearon la creación del grupo. “Lo hacemos por los cientos que van a venir y que muchos de ellos van a perder la vida o quedar mutilados como nosotros. Nada ni nadie puede asegurar nada cuando se viaja en La Bestia”.

Del impedimento para ingresar a Estados Unidos, siquiera con un permiso temporal especial, Hernández dijo que “sabíamos que esto iba a suceder. Nos sentimos tristes, pero más tristes estuvimos cuando perdimos nuestras extremidades. Nada es fácil a partir de entonces, pero estamos blindados, de alguna manera, con esta gente que esta vez no nos quiso escuchar”.

“Ahora vamos al río a pensar. Y estamos planeando nuestro siguiente paso. Salimos en febrero de nuestro país y seguimos caminando. No ha sido fácil llegar hasta aquí y no queremos detenernos hasta que lleguemos a la Casa Blanca”, agregó.

Del regreso a Honduras ante la negativa de las autoridades federales de inmigración de Estados Unidos de permitirles el ingreso, Hernández dijo que “no estamos rendidos todavía. No vamos a rendirnos hasta que nos agarren a la fuerza y nos manden deportados a nuestro país. Y como todavía no hacen eso, seguimos firmes en nuestro propósito”.

publicidad

El grupo que lidera Hernández cuenta con cerca de 400 miembros, todos ellos accidentados en La Bestia.

Del trayecto por territorio mexicano, refirió que “aguantamos hambre, sed, nos persiguieron delincuentes y policías, pero llegamos hasta aquí, a la frontera de Estados Unidos”.

Según cifras del Instituto Mexicano de Migración (INM), unos 200 inmigrantes cada año resultan mutilados al caer de La Bestia durante el trayecto desde Tapachula, en el sur (fronterizo con Guatemala) hasta cerca de la frontera con Texas.

Grupos defensores de los derechos humanos y de los aseguran que cada año unos 2,500 inmigrantes desaparecen en el trayecto Centroamérica-Estados Unidos.

El 2 de junio del año pasado el presidente Barack Obama reconoció la existencia de una crisis humanitaria en la frontera de Texas después que la Patrulla Fronteriza había detenido a cerca de 42 mil niños migrantes indocumentados cuando intentaban entrar indocumentados al país. Tres meses después la cifra superó los 66 mil.

La mayoría de los infantes detenidos proceden de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras). De acuerdo con una ley aprobada por el Congreso en 2008, los menores no fueron devueltos de inmediato a sus países de origen, sino que la mayoría fue entregado a familiares y parientes en Estados Unidos y puestos en proceso de deportación, que en la mayoría de los casos puede dilatar meses o años.,

publicidad

Quienes no tienen parientes fueron enviados a hogares temporales manejados por el Departamento de Salud.

En 2014 el grupo que lidera Hernández buscó sin éxito una entrevista con el presidente de México Enrique Peña Nieto para exponerle los peligros que padecen cuando cruzan el país rumbo a Estados Unidos.

“Vamos a seguir hasta el final”, dijo Hernández. “No nos vamos a rendir tan fácilmente. Todavía estamos caminando”, concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad