publicidad

'Estado Islámico lava el cerebro a niños por internet'

'Estado Islámico lava el cerebro a niños por internet'

La madre de un joven acusado de intento de apoyo a una organización terrorista dijo que el grupo yihadista Estado Islámico "lava el cerebro a niños. 

Se declara inocente acusado de terrorismo Univision

CHICAGO,ILLINOIS-  La madre del joven de 19 años acusado en Chicago de intento de apoyo a una organización terrorista dijo hoy que el grupo yihadista Estado Islámico "lava el cerebro y recluta niños a través de las redes sociales" para incorporarlos a la guerra santa.

"Tengo un mensaje para el Estado Islámico, su líder Abu Bakr Al-Baghdadi y sus reclutadores de las redes sociales. Dejen en paz a nuestros niños", expresó Zarine Khan a periodistas a la salida de una vista en la corte federal en Chicago.

Junto a su esposo, Shafi, y a su abogado, la madre dijo que como padres del acusado, Mohammed Hamzah Khan, se sentía obligada a hablar además sobre los "actos de horror infames" ocurridos en la región de París la semana pasada en nombre del islam y que causaron 17 víctimas.

Dijo que, como musulmanes, los padres del acusado condenaban las tácticas brutales del EI y de otros "grupos de su tipo".

"El veneno de estos grupos y la violencia que practican no tienen respaldo en el Corán y no tienen nada que ver con nuestra fe islámica", agregó.

Los padres de Khan, que son inmigrantes de la India, estuvieron presentes en una vista donde el joven fue acusado formalmente de intento de dar apoyo material al EI.

En una breve aparición ante la jueza de la causa, Susan Cox, el abogado defensor declaró que su cliente era inocente.

publicidad

Khan fue detenido el 4 de octubre en el aeropuerto internacional O'Hare de Chicago por agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) cuando intentaba abordar un vuelo hacia Viena (Austria), con destino final a Estambul (Turquía).

Según la acusación, entre febrero y el día de su detención habría intentado proveer apoyo material y recursos a los yihadistas.

Khan iba acompañado por su hermana, de 17 años, y su hermano, de 16, a quienes había convencido para incorporarse a la guerra santa y sumarse al EI que opera en Irak y Siria.

No se presentaron cargos contra los dos menores, que fueron devueltos a los padres, que viven en el suburbio de Bolingbrook.

Por su parte, Khan enfrenta una pena de 15 años de prisión y 250.000 dólares de multa. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad