publicidad

Esperanza contra el Alzheimer

Esperanza contra el Alzheimer

Un experto dice que habrá tratamiento en 10 años. Una esperanza para los países que sufren esta epidemia.

Como sucede actualmente en el tratamiento contra el sida, Wilkinson señaló que en la cura del Alzheimer también será decisiva la combinación de diversos fármacos y, sobre todo, la prevención.

"No creo que nunca tengamos un sólo tratamiento contra el Alzheimer, sino cuatro o cinco diferentes. Quizá combinaremos una vacuna con inhibidor de colinesterasa con un fármaco de memantina y antioxidantes o antinflamatorios, lo que permitirá una gestión correcta de la enfermedad", afirmó.

Wilkinson, director del Centro de Investigación y Evaluación de la Memoria del Hospital Moorgreen, en Southampton (Reino Unido), asegura que en "unos cinco o diez años" se podrá disponer de la primera terapia combinada que cure o, como mínimo, detenga el progreso de esta enfermedad.

El Alzheimer afecta a entre el 6 y el 10 por ciento de la población de los países desarrollados.

En la actualidad no existe ningún fármaco que detenga el Alzheimer, aunque sí hay varios medicamentos que logran ralentizar su progresión. Esta enfermedad produce una progresiva pérdida de la memoria y de las capacidades cognitivas. Algunas zonas del cerebro se atrofian y las células nerviosas mueren.

La enfermedad tiene una larga duración. De entre 10 a 12 años. Aunque esto depende también de la persona enferma y de su salud en general.

publicidad

Sin embargo, para este científico, tan importante como hallar una cura a la enfermedad (considerada la "pandemia" del siglo XXI de los países avanzados) es que la dolencia se detecte a tiempo.

Wilkinson, director del Centro de Investigación y Evaluación de la Memoria del Hospital Moorgreen, en Southampton (Reino Unido), asegura que la experiencia ha demostrado que "cuanto antes se diagnostica y se trata, mejores resultados a largo plazo se obtienen".

El problema, según Wilkinson, es que en el conjunto de Europa se tarda más de un año de media desde que aparecen los primeros síntomas de la enfermedad hasta que los familiares acuden al médico para conocer las causas que provocan la severa pérdida de memoria, la desorientación y los constantes descuidos que sufre el afectado.

Este experto considera que es positivo comunicar el diagnóstico de la enfermedad a quien la padece, a la vez que destaca la importancia de que personas conocidas que sufren esta dolencia lo hagan público.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad