publicidad

España llama a consultas a su embajador en Caracas por polémica con Maduro

España llama a consultas a su embajador en Caracas por polémica con Maduro

El ministro español de Exteriores llamó a consultas a su embajador en Caracas por las declaraciones de Maduro.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, anunció que ha llamado a consultas al embajador español en Caracas, Antonio Pérez Hernández, ante las últimas declaraciones de Nicolás Maduro y la decisión del parlamento venezolano de declarar persona "non grata" a Felipe González.

El titular de Exteriores dio a conocer este hecho a los periodistas al ser preguntado por las últimas declaraciones del presidente venezolano contra España.

Maduro, que acusó al Gobierno español de "apoyar al terrorismo" en el país, así como de formar parte de una "conjura internacional" para derrocarlo, anunció que prepara una respuesta "muy contundente".

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ejecutivo de Mariano Rajoy considera "especialmente intolerables" las afirmaciones sobre un supuesto apoyo a actividades terroristas, que "resultan particularmente ofensivas para un país como España que ha sufrido durante muchos años" esta lacra.

"Los calificativos que utilizan las autoridades son absolutamente intolerables y teniendo en cuenta el grado de irritación verbal de Maduro he decidido convocar a consultas al embajador en Caracas", aseguró García-Margallo.

El ministro denunció la "escalada verbal" en Venezuela que aumenta, dijo, "a medida que aumentan las dificultades por las que atraviesa el pueblo" de este país y añadió que "ésta ha afectado al propio Congreso, al Gobierno y ahora a Felipe González".

publicidad

Remarcó que España siempre se ha movido en el marco de la legalidad internacional, la cortesía y la institucionalidad y recordó que en el último Consejo de Exteriores de la Unión Europea habló de América Latina con un apartado especial para Venezuela.

En este sentido, recordó que allí se puso de manifiesto la extraordinaria preocupación por Venezuela, donde hay 500,000 ciudadanos de origen europeo y donde el 45% de las inversiones extranjeras son europeas.

El Ejecutivo español "ha deseado mantener las mejores relaciones posibles con el Gobierno de Venezuela, dentro de un espíritu constructivo y desde el respeto mutuo hacia las instituciones y la dignidad de las personas que las ocupan", añade el texto.

Recuerda que el Gobierno español ha mantenido siempre "una postura respetuosa de la legalidad nacional e internacional" y ha apoyado las iniciativas y los pronunciamientos de los organismos regionales, como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Organización de los Estados Americanos (OEA).

España también ha apoyado las declaraciones de los organismos multilaterales como Naciones Unidas, así como de las instituciones europeas (Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores, Parlamento Europeo y Servicio Europeo de Acción Exterior) y de gobiernos y parlamentos latinoamericanos que han venido expresando "su preocupación" por la situación en Venezuela, añade la nota.

Los errores y tropiezos de Maduro y su hijo, Nicolás Maduro Guerra Univision

Las acusaciones de Maduro

Cabe recordar que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusó al Gobierno español de "apoyar al terrorismo" en el país, así como de formar parte de una "conjura internacional" para derrocarlo, y anunció que prepara una respuesta "muy contundente".

"Desde España se financia y se apoya logística, política y diplomáticamente, se utiliza todo el poder del Gobierno español para apoyar la conspiración y tratar de derrocar el Gobierno (...) de Venezuela", dijo el gobernante en su programa semanal "En contacto con Maduro" desde el oriental estado Anzoátegui.

Agregó que desde España "se apoya al terrorismo en Venezuela", así como "a los terroristas" en el país caribeño.

publicidad

Las relaciones entre España y Venezuela, tensas desde hace semanas, vivieron su último capítulo el 14 de abril cuando el Congreso de los Diputados español aprobó una resolución a favor de la liberación "inmediata" del opositor venezolano Leopoldo López, del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y de otros políticos.

Al día siguiente, la Cancillería de Venezuela difundió un comunicado en el que acusó al Gobierno español de estar "a favor de quienes atentan contra la democracia" venezolana y que estas acciones impedían un "mínimo de entendimiento".

Leopoldo López y Antonio Ledezma, considerados por la oposición como "presos políticos", están encarcelados, el primero por delitos vinculados a las protestas antigubernamentales de febrero de 2014 y el segundo por conspiración y asociación para delinquir.

Maduro dijo que el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, está "detrás de una conjura internacional para derrocar el Gobierno" que encabeza, y descargó de responsabilidades al "pueblo español".

"Está detrás de las intentonas de golpe de Estado contra el Gobierno legítimo que presido, (...) no tiene culpa España, noble pueblo español, que quiere y admira Venezuela y nosotros queremos y simpatizamos al pueblo español", sostuvo.

publicidad

Aseguró que frente a esta "agresión" tiene lista "una respuesta muy contundente" y que ha hablado al respecto con "algunos dirigentes" de América Latina y Europa que no precisó.

"Ante la agresión de Rajoy yo he preparado una respuesta muy contundente, pero quiero tomarla en el momento preciso, porque es una respuesta de justicia", sostuvo.

El gobernante venezolano pidió al Ejecutivo español que rectifique.

"Le digo a usted señor Rajoy, rectifique a tiempo, es el mensaje que envío a España, que el Gobierno de España rectifique a tiempo, si no la respuesta de nuestro Gobierno venezolano (...) será de un millón de (Simón) Bolívar", advirtió.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad