publicidad
Niño de 8 años que intentó cruzar la frontera dentro de una maleta

España concede residencia temporal a niño que llegó dentro de una maleta

España concede residencia temporal a niño que llegó dentro de una maleta

El permiso al menor fue concedido por por circunstancias excepcionales y tiene una duración de un año.

Niño de 8 años que intentó cruzar la frontera dentro de una maleta
Niño de 8 años que intentó cruzar la frontera dentro de una maleta

El gobierno español otorgó residencia temporal al niño que llegó dentro de una maleta y fue interceptado en Ceuta el pasado 7 de mayo.

publicidad

La autorización permitirá que el menor pueda reunirse con su madre pero el encuentro que no se producirá hasta que las pruebas de ADN practicas confirmen el parentesco.

Leer: "Lo hicimos para salvarle la vida", dijo la madre de Adou. 

El niño, Adou Ouattara, de 8 años, fue introducido en una maleta para entrar ilegalmente en España.

La residencia temporal fue emitida por circunstancias excepcionales y tiene una duración de un año.

 

Niño de 8 años que intentó cruzar la frontera dentro de una maleta Univision

La madre de Adou, Lucie Ouattara, tuvo la oportunidad de ver al pequeño el lunes cuando visitó las instalaciones del centro de acogida. La mujer, que reside en la localidad de Puerto del Rosario, en Fuerteventura, llegó acompañada por su abogado, Juan Isidro Fernández.

Ali Ouattara, padre del niño y natural de Costa de Marfil, fue arrestado el 7 de mayo después de que la policía fronteriza de Ceuta detectase al menor en el escaneo de una maleta.

La maleta la cargaba una mujer marroquí sin parentesco con la familia Quattara. El nerviosismo de la pasajera alertó a las autoridades.

Francesco Luca Caronna, abogado del padre del menor, dijo que su cliente había pagado a un grupo no identificado la cantidad de 5,000 euros ($5,600) por lo que creía una visa legal y que jamás pensó que pondrían a su hijo en una maleta para cruzar la frontera de Marruecos a Ceuta.

publicidad

Tanto Ouattara como su esposa tienen residencia legal en España. Según Caronna, la pareja quería reagrupar a dos de sus hijos, que seguían en Costa de Marfil.

Las autoridades españolas permitieron el ingreso de su hija de 11 años pero no autorizaron el del otro hermano porque el salario de la familia no alcanzaba el mínimo exigido para cuidar a dos menores. Fue entonces cuando pensaron en la compra de la visa.

La semana pasada la madre del defendió la inocencia de su esposo, que "no es ningún criminal", y ha reconocido que temían que el paludismo que sufre el pequeño Adou se agravara si seguía en Costa de Marfil.

La pareja llevaba tres años intentando que el pequeño fuera a España, aunque los esfuerzos siempre han resultado infructuosos debido a la pobreza.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad