publicidad

Entusiasmo y desconfianza en Illinois por inicio de “Acción Diferida”

Entusiasmo y desconfianza en Illinois por inicio de “Acción Diferida”

Ante el inicio del programa de alivio migratorio para jóvenes indocumentados, denominado "Acción Diferida", existe entusiasmo y desconfianza en Illinois.

Chicago, 31 Julio - Ante el inicio del programa de alivio migratorio para jóvenes indocumentados, denominado "Acción Diferida", existe entusiasmo y desconfianza entre beneficiarios radicados en Illinois, más de 75 mil candidatos al Dream Act.

Algunas organizaciones pro inmigrantes alientan y preparan a los jóvenes para el 15 de agosto próximo, fecha establecida por la administración del presidente Barack Obama para dar a conocer las reglas de implementación del programa.

Mientras otras agrupaciones alertan sobre las posibles consecuencias de una medida que tendrá al menos dos años de duración.

Ese día, ya fijado como el primero que tendrán los jóvenes para solicitar de manera individual los beneficios de "Acción Diferida", el senador Richard Durbin y el congresista Luis Gutiérrez presentarán en Chicago un sitio web de asesoría para los candidatos a la medida.

Además, encabezarán una jornada de ayuda para preparar la documentación requerida, denominada DREAM Relief Day.

Como una iniciativa de la embajada mexicana en Estados Unidos, la red consular estableció una jornada permanente para asesorar a jóvenes sobre la información requerida y tramitar documentos útiles para el proceso, como acta de nacimiento y pasaporte mexicano.

En tanto, jóvenes activistas alertan a la población sobre las trampas que implica este programa.

publicidad

"A pesar de todas las exageraciones del anuncio, ‘Acción Diferida’ es un engaño, una herramienta de ejecución en contra de las personas, y no es una póliza en favor de los jóvenes", expresó José Herrera, dirigente del grupo No Name Collective.

Herrera, estudiante indocumentado de la Norteastern University, junto con otros jóvenes ofrecerán un taller el próximo 5 de agosto, "donde se explicará Acción Diferida de una manera realista, para que podamos afrontar la información engañosa que nos están diciendo".

Dijo que la medida no termina con la amenaza de las deportaciones, ni ofrece algún tipo de estatus o seguridad contra la represión.

"Se pide que voluntariamente se entreguen a las autoridades, quedando en manos y al criterio del Departamento de Seguridad Nacional, el cual ha demostrado que arrestar, encarcelar, y deportar a la mayor cantidad posible de gente es la prioridad de la administración de Obama en inmigración", señaló.

El activista afirmó que “Acción Diferida” es el más reciente intento de Obama de hacer falsas promesas a inmigrantes y obtener beneficios políticos.

Criticó que organizaciones, embajadas y consulados están reclutando jóvenes en eventos y talleres masivos para llenar aplicaciones sin la suficiente discusión acerca de las consecuencias.

publicidad

Los jóvenes que desconfían de la medida hablarán en el taller "de cómo tomar acciones y responder a esta estafa del gobierno, resistiendo al incremento de la criminalización de inmigrantes. Hay que decir las cosas como son”, precisó.

Para algunos líderes comunitarios la oportunidad es valiosa, "y más allá de los entendibles temores que muchos jóvenes y/o sus padres puedan tener”, consideró.

“Hay que utilizar los próximos dos años de vigencia de la medida para reforzar el trabajo en favor de reformas justas y funcionales a la ley de inmigración, que ofrezcan una solución positiva y permanente", refirió Oscar Chacón.

El director de la Alianza Nacional de Comunidades Caribeñas y Latino Americanas aseguró que en lo inmediato "va a ser crucial en la comunidad inmigrante hacer todo lo posible porque cada una de las personas que califican en ‘Acción Diferida’, tengan la oportunidad de hacerlo".

El pasado 15 de junio el gobierno de Obama anunció la medida como una oportunidad para los estudiantes indocumentados que les permite estar libres de la deportación y ser elegibles para permisos de trabajo, licencias de conducir y otras protecciones básicas.

Sin embargo, no tendrán derecho a visa para salir ni significará un paso a la legalización.

El programa podría costar al gobierno unos 585 millones de dólares, pues implica contratar a cientos de nuevos empleados federales para procesar más de un millón de solicitudes previstas durante el primer año, un promedio de tres mil al día, según estimaciones del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos.

publicidad

El costo individual de la solicitud que permita gozar de este beneficio es probable que sea de 465 dólares, de 380 para obtener un permiso de trabajo, y de 85 por las huellas biométricas.

Mientras que a los aspirantes deberán cumplir cinco requisitos básicos, entre ellos que hayan llegado a Estados Unidos cuando eran menores de 16 años y no tengan actualmente más de 30 de edad.

Además, que no hayan sido condenados por un delito mayor o delito menor significativo, representen una amenaza para la seguridad nacional o el bienestar público y haber residido en el país unos cinco años antes y a la fecha del memorándum del 15 de junio pasado.

También asistir a la escuela, ser graduado universitario, tener un diploma equivalente de educación secundaria, o estar dado de baja con honor de las fuerzas militares.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad