publicidad
Obama

Trump engaña al decir que Obama eligió a los países afectados por el veto migratorio

Trump engaña al decir que Obama eligió a los países afectados por el veto migratorio

La Casa Blanca ha estado defendiendo la prohibición de ingreso a Estados Unidos a ciudadanos de seis países, alegando que el gobierno de Obama ya había señalado a esas naciones. No es tan simple.

El presidente Donald Trump reveló este lunes 6 de marzo una nueva orden ejecutiva, en la que restringe la inmigración de seis países de mayoría musulmana en África y el Medio Oriente, modificando su anterior acción, la cual fue detenida por diversas cortes.

Al igual que tras el primer intento, en esta ocasión el veto migratorio está siendo defendido por miembros del gobierno de Trump, asegurando que los siete, ahora seis, países en la lista, habían sido señalados por la administración de Barack Obama y el Congreso, y que esto es simplemente un paso más para proteger a Estados Unidos.

¿Seleccionó el gobierno de Obama a los siete países como de alto riesgo?

El argumento es engañoso, aunque no del todo falso. Tanto el Congreso como el gobierno de Obama habían identificado riesgos provenientes de Irak, Siria, Irán, Yemen, Somalia, Sudán y Libia, por diversos motivos, pero sobre todo se enfocaban en personas que no requieren visa para ingresar a Estados Unidos y que habían visitado recientemente esos países, sin que existiera ningún tipo de prohibición para ingresar a Estados Unidos.

Voceros de Trump: Obama lo hizo primero

En enero, luego de que se emitiera por primera vez el veto migratorio, miembros del gobierno de Trump salieron en su rápida defensa, alegando que los países no habían sido señalados por tener mayorías musulmanas, sino por situaciones de conflicto y desgobierno internamente. El secretario de Prensa Sean Spicer, dijo entonces en ABC que “estos [países] fueron identificados por el gobierno previo. Ya había mayores restricciones de vuelo en ejecución para estos siete países”.

publicidad

Este lunes, en defensa de la nueva orden ejecutiva de Trump, el secretario de Seguridad Nacional John Kelly repitió una frase similar en entrevista con CNN. “Hay que recordar que los siete países, ahora seis, eran exactamente los mismos países con los que el Congreso de Estados Unidos tenía preocupaciones y colocó en su lista, el gobierno de Obama colocó en su lista”.

¿Qué habían hecho Obama y el Congreso y qué se estaba ejecutando?

Todo se remonta a comienzos de 2015, cuando en el Congreso se empieza a debatir una ley, 'Visa Waiver Program Improvement and Terrorist Travel Prevention Act', para endurecer las políticas del programa de exención de visa (Visa Waiver Program) que tiene Estados Unidos con 38 países aliados.

Ese programa permite a ciudadanos de esos 38 países, en su mayoría de la Unión Europea pero también otros como Australia, Chile, Corea del Sur y Singapur, ingresar a Estados Unidos por un máximo de 90 días sin tener que solicitar visa, únicamente completando una planilla en Internet conocida como ESTA.

La propuesta de ley pedía eliminar tales facilidades a cualquier ciudadano de esos 38 países que hubiera visitado después de marzo de 2011, Irak, Siria, o cualquier país designado como uno que respalda el terrorismo o cualquier otro país o área “de preocupación” designada por el Departamento de Seguridad Nacional, o a cualquier ciudadano de esos 38 países que también posea la ciudadanía de Irak o Siria o cualquiera de los países en los otros apartados.

publicidad

Es decir, la ley buscaba que quien hubiera visitado tales países o tuviera doble ciudadanía con esos países, no tuviera la facilidad de ingresar a Estados Unidos sin visa. Eso no cerraba la posibilidad de que pudiera viajar a Estados Unidos, a través de procesos con más escrutinio.

El proyecto fue aprobado en la Cámara de Representantes en diciembre de 2015 con 407 votos a favor. Tan sólo 19 demócratas votaron en contra. En vez de promulgar estas restricciones como ley, las mismas fueron incluidas en otro proyecto, 'Consolidated Appropriations Act, 2016', el cual fue firmado y hecho ley por el Presidente Obama.

En enero de 2016 las restricciones entraron en vigor, y los departamentos de Estado y Seguridad Nacional, siguiendo los lineamientos de la ley, detallaron que las restricciones aplicarían a los ciudadanos de los 38 países con exención de visa que hubieran visitado Irak, Siria, Irán o Sudán, o a quienes tuvieran doble ciudadanía con uno de esos cuatro países.

En el comunicado se aclaró: “Estos ciudadanos todavía tendrán posibilidad de aplicar a una visa usando el proceso de inmigración regular en nuestras embajadas o consulados”.

Semanas después, en febrero de 2016, el gobierno de Obama expandió estas restricciones a todo ciudadano de cualquiera de los 38 países con exención de visa, que hubiera visitado Libia, Somalia o Yemen, por considerarlos “países de preocupación”, llegando así a los siete países inicialmente señalados por el nuevo gobierno de Trump.

publicidad

Al día de hoy, esas restricciones siguen en vigor, por lo que, por ejemplo, cualquier ciudadano de España, Nueva Zelanda, Alemania u Holanda, que haya visitado recientemente Somalia, o cualquier británico que también posea nacionalidad yemení, tiene que aplicar a una visa para ingresar a Estados Unidos, como lo hacen la mayoría de los ciudadanos del mundo, y no goza del beneficio de la exención de visa.

Lo que hizo el gobierno de Trump

La nueva orden ejecutiva de Trump, similar a la original, prohíbe el ingreso de cualquier ciudadano de seis países (Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen), con excepciones para quienes ya posean residencia legal en Estados Unidos, personal diplomático, y otros casos especiales, por al menos 90 días.

Veredicto

Lo que dicen los funcionarios del gobierno de Trump es engañoso. Es cierto que el Congreso y Obama habían señalado a estos como países de riesgo, y que habían colocado más restricciones a quien quisiera ingresar a Estados Unidos tras haberlos visitado o teniendo esa nacionalidad, pero únicamente se refería al programa de exención de visas.

En ningún caso el gobierno anterior prohibió plenamente el ingreso de ciudadanos de esos países, y la ley en la cual se basa la administración Trump lo que exigía era que solicitaran visa, aun si eran ciudadanos de un país del programa de exención de visas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad