publicidad

En los Zapatos de una Cobradora: Norma Roque tuvo que sobrepasar la pena

En los Zapatos de una Cobradora: Norma Roque tuvo que sobrepasar la pena

Los reporteros de Univision 34 escribieron sobre sus experiencias poniéndose en los zapatos de diversos trabajadores en LA.

En los Zapatos de una Cobradora: Norma Roque tuvo que sobrepasar la pena...

Más difícil de lo anticipado

Como parte de la serie “En los Zapatos De…”, los reporteros y conductores de Noticias Univision 34 se dieron cada uno a la tarea de escribir un breve testimonial sobre sus experiencias realizando durante un día entero el trabajo de una persona común en el área de Los Ángeles.

En este caso, el sorteo al azar que se realizó en los estudios de Univision Los Ángeles determinó que Norma Roque se pondría en lo zapatos de una cobradora Estas fueron algunas de sus experiencias:

"Para mi fue un verdadero reto el tratar de ponerme "en los zapatos" de un cobrador. De hecho pueden ver mi cara de no mucha alegría cuando me toco la suerte de representar dicha profesión !

Y todo por la reputación que tienen de ser gente de muy pocos amigos; pues recuerden, después de todo, que se trata de la persona que nos llama a cualquier hora si nos atrasamos en nuestros pagos!

publicidad

Me costó mucho conseguir que incluso las mismas compañías de recolección me dejaran explicarles de que se trataba, de un reportaje en donde destacaríamos su arduo esfuerzo --  ¡no me creían !

Finalmente logramos que una empresa nos permitiera observar su trabajo, no en sus zapatos porque tratan con información confidencial, pero sí los vimos trabajar varias horas y fuimos testigos de su paciencia y tolerancia cuando obtienen respuestas inusuales de las personas a quienes les cobran.

Fue una experiencia muy agradable que me ha hecho apreciar mas todo tipo de trabajo y saber que aunque no sea muy glamoroso, alguien lo tiene que hacer. Muchos saludos a todos los cobradores y ¡adelante con su trabajo!

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad