publicidad

"En el limbo" padres de estudiantes de CPS ante amenaza de huelga de maestros

"En el limbo" padres de estudiantes de CPS ante amenaza de huelga de maestros

El Sindicato de Maestros de Chicago presentó un preaviso de huelga,  suspender labores en las escuelas públicas una semana después del comienzo de clases.

Chicago, ILLINOIS- Las negociaciones del contrato colectivo entre el sindicato de maestros Chicago Teachers Union (CTU) y las autoridades educativas municipales se reanudaron hoy, luego de que este miércoles la organización laboral tramitó un preaviso de huelga.

Karen Lewis, líder de CTU, reiteró este jueves que no es intención del sindicato llegar a la huelga, por lo que permanecerá en la mesa de negociaciones con el propósito central de alcanzar un acuerdo satisfactorio.

En tanto, la dependencia Escuelas Públicas de Chicago (CPS) expresó en un comunicado que está preparada para proporcionar a los estudiantes los servicios requeridos, "manteniéndolos en un ambiente seguro con alimentos y actividades positivas".

La semana pasada, CPS elaboró un plan de contingencia ante la amenaza de huelga de maestros, para el cual dispuso de 25 millones de dólares del presupuesto y contempla la apertura de unas 100 escuelas o edificios adaptables con apoyo de personal no perteneciente a CTU.

Los planteles emergentes tendrían servicio de transporte y comedor y recibirían a estudiantes de primarias, secundarias, preparatorias y educación especial, pero no se aplicaría en la contingencia el nuevo horario escolar ampliado a siete horas.

En las improvisadas escuelas los alumnos tendrían actividades vigiladas como lectura independiente, escritura, artes, deportes y trabajo de equipo, debido a que por ley no pueden recibir enseñanza de maestros no certificados.

publicidad

No obstante, CPS prevé habilitar las instalaciones de los parques y bibliotecas para ofrecer oportunidades de aprendizaje por Internet.

Por ley los maestros deben avisar con 10 días de anticipación su intención de declararse en paro laboral, por lo que de acuerdo con el preaviso de este miércoles, la huelga iniciaría en cualquier momento después del 8 de septiembre próximo.

La última vez que los profesores del municipio se declararon en huelga fue en 1987 y duró 19 días.

El Distrito Escolar de Chicago es el tercero más grande de Estados Unidos, después de Los Ángeles y Nueva York, cuenta con 675 escuelas primarias y secundarias a las que asisten 405 mil alumnos, el 40 por ciento de ellos hispanos.

Ayer el Sindicato de Maestros presentó  un preaviso de huelga, un paso previo para suspender labores en las escuelas públicas  una semana después de que inicien las clases el próximo 4 de septiembre.

Al anunciar la acción, el CTU indicó que las conversaciones que sostiene con la Junta Educativa municipal no han avanzado en puntos claves como el aumento al salario y compensaciones por experiencia, así como la recontratación de profesores despedidos.

En tanto, la dependencia Escuelas Públicas de Chicago (CPS) dijo estar preparada para la huelga de maestros.

La semana pasada, la junta acordó destinar 25 millones de dólares del presupuesto anual a un plan de contingencia para atender a los estudiantes, lo que implica abrir al menos 100 planteles, así como pagar servicios de comidas y transporte.

publicidad

La última vez que hubo una huelga de docentes en esta ciudad fue en 1987 y duró 19 días.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad