publicidad

En Calif., la energía solar está en boga

En Calif., la energía solar está en boga

California se ha convertido en un imán para las inversiones e innovaciones relacionadas con el sector de energía solar.

Según un estudio publicado esta semana, las firmas de capital-riesgo de Estados Unidos invirtieron $2,604 millones en energías limpias en los primeros

nueve meses de 2007, todo un récord histórico y casi mil millones más

que en todo el 2006.Este estudio de la consultora estadounidense Thomson Financial y la

Asociación Nacional de firmas de Capital-Riesgo (NVCA) añade que el

grueso de estas inversiones -casi $665 millones- fue para productoras

de energía solar y que California fue el estado que más inversiones

acaparó en Estados Unidos."Los inversores tienen grandes oportunidades para remodelar el mercado

energético mundial porque los gobiernos, los consumidores y las

empresas están demandando innovación en este campo", afirmó Mark

Heesen, presidente de la NVCA, en un comunicado.California, un estado tradicionalmente muy concienciado con el medio

ambiente y pionero en políticas ecológicas, se ha convertido en un

importante productor mundial de energía solar con numerosas plantas

instaladas sobre todo en el sur de la región.En el Desierto de Mojave, una de las regiones de Estados Unidos con mejores

condiciones para la producción de energía solar, se proyecta la

construcción 34 nuevas plantas que, de recibir el visto bueno de las

autoridades, producirían electricidad para 18 millones de hogares.Innovación en Silicon ValleyMientras, decenas de empresas, principalmente en Silicon Valley, están

publicidad

investigando e invirtiendo en tecnología puntera para la producción de

energías alternativas.Este es el caso de Google, una compañía no relacionada con el sector

energético pero ya conocida por su interés en campos poco o nada

relacionados con las búsquedas en internet.Google anunció la pasada semana que el próximo año invertirá "decenas

de miles de dólares en proyectos de investigación y desarrollo

relacionados con las energías renovables".El objetivo, según Google, es lograr que producir un gigavatio con

energías renovables sea más barato que hacerlo con carbón, lo que según

Vinod Khosla, co-fundador de Sun Microsystems y veterano inversor del

sector tecnológico, "se alcanzará en cinco años".

Sin embargo, algunos expertos del sector como el propio Khosla, temen

que California pueda perder su liderazgo en el área de energías limpias

por las crecientes trabas administrativas y la falta de apoyo federal.En una reciente conferencia sobre energías alternativas celebrada en

San Francisco, Khosla alertó de que algunas empresas de su cartera

están sopesando trasladarse a otras regiones de Estados Unidos donde sea posible

abrir plantas más rápidamente.Por su parte, la organización independiente Next 10, afirmó en su

publicidad

último estudio que California necesita más apoyo del gobierno federal

para mantener su liderazgo y hacer frente a los retos del futuro."El gobierno de Estados Unidos podría dar mucho más apoyo a la innovación verde",

afirma el estudio, que asegura que California es un "líder mundial al

abordar el calentamiento global".La misma opinión comparte Nancy Hartsoch, responsable de Marketing del

fabricante estadounidense de sistemas concentradores de energía

fotovoltaica SolFocus."El gobierno federal tiene que ser más activo en su apoyo a las

energías renovables", dijo Hartsoch a EFE. "Se está invirtiendo, pero

no al nivel necesario teniendo en cuenta la amenaza del calentamiento

global".SolFocus adquirió el pasado agosto al fabricante español de sistemas de

seguimiento solar Inspira y está expandiendo sus actividades en Europa."Europa aún es líder en la producción de energías renovables y España

en particular es un líder en energía solar. Podemos adquirir mucha

experiencia del mercado europeo", afirmó Hartsoch.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Como muchos niños en este país, Arlette Espaillat lucha para mejorar su nivel de comprensión de lectura. Esto es particularmente difícil para Arlette, ya que se mudó a Estados Unidos de la República Dominicana hace dos años, y todavía no puede leer al nivel que los expertos recomiendan para su grado. Esta es su historia.
publicidad