publicidad
Instalaciones de la estatal PDVSA.

Por primera vez, Venezuela compra petróleo a EEUU

Por primera vez, Venezuela compra petróleo a EEUU

La estatal PDVSA compró en enero un cargamento de 550,000 barriles al West Texas Intermediate (WTI), un hecho sin precedentes.

Instalaciones de la estatal PDVSA.
Instalaciones de la estatal PDVSA.

A pesar de ser uno de los poseedores de las mayores reservas de crudo del planeta, la estatal PDVSA compró en enero un cargamento de 550,000 barriles al West Texas Intermediate (WTI), hecho sin precedentes en los 100 años de actividad petrolera en el país.

Para Caracas se hizo ya necesario comenzar a importar crudo, tras años de falta de inversión. En 2014 comenzaron a encargar el crudo de Argelia, Nigeria y Angola; la importación de combustibles para abastecimiento doméstico se dio también en ese año, con gasolina procedente de Estados Unidos.

En diciembre y ante el superávit de producción, EEUU levantó la prohibición de exportar crudos, que tenía vigencia desde 40 años atrás.

Esta vez, Venezuela compró los 550,000 barriles para diluir con ellos crudos pesados venezolanos en la refinería de Curazao, operada por PDVSA, según un reporte de Reuters.

Aunque el gobierno de Caracas no difunde cifras oficiales, los cálculos indican que produce cada día unos 2.7 millones de barriles, muy inferiores a los cinco millones que anunciaba el fallecido presidente Hugo Chávez, según destaca la web del periódico El País. Buena parte de esa producción es de crudos medios y pesados, de colocación más restringida y menor valor en el mercado.

La importación actual de crudo, destaca el medio, revela los malos manejos al interior de una PDVSA con serias dificultades financieras, pero también deja sobre la mesa la “tormenta perfecta a la que se enfrenta la economía venezolana”.

publicidad

El presidente Nicolás Maduro asegura que la caída del 80% en los ingresos es consecuencia de las turbulencias económicas a nivel mundial, pero la producción venezolana lleva años en franca caída. El mismo Maduro acusa a EEUU de tramar el desplome de los precios del petróleo a nivel mundial, con el supuesto objetivo de perjudicar a Venezuela y a Rusia.

Al sureste de su territorio, Venezuela cuenta con la Faja petrolífera del río Orinoco, que se erige como la mayor reserva petrolera del mundo. Grandes transnacionales ya la explotan en asociación con PDVSA, aunque solo para obtener petróleo pesado y extrapesado.

“La única forma que tenemos para usar ese petróleo de la Faja es mejorándolo, pero los cuatro mejoradores que tenemos ya no son suficientes y por eso el país está recurriendo a las importaciones”, cita el diario El Universal de Venezuela a Rafael Quiroz, economista especialista en petróleo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad