publicidad
Macy's aceptó pagar 650 mil dólares como parte de un acuerdo judicial para poner fin a las acusaciones de racismo en su principal tienda en Manhattan.

Macy's pagará una multa de miles de dólares por discriminación a clientes

Macy's pagará una multa de miles de dólares por discriminación a clientes

La multa de 650 mil dólares es parte de un acuerdo judicial para poner fin a las acusaciones de racismo.

Macy's aceptó pagar 650 mil dólares como parte de un acuerdo judicial pa...
Macy's aceptó pagar 650 mil dólares como parte de un acuerdo judicial para poner fin a las acusaciones de racismo en su principal tienda en Manhattan.

Deberán adoptar medidas

Macy's aceptó pagar 650 mil dólares como parte de un acuerdo judicial para poner fin a las acusaciones de racismo en su principal tienda en Manhattan, informó The Associated Press.

Bajo el acuerdo firmado con la fiscalía general de Nueva York, la tienda departamental adoptará nuevas políticas en su vigilancia, evitará la caracterización racial, entrenará más a los empleados, investigará quejas de los clientes, mantendrá un mejor registro de las detenciones y reportará durante tres años su cumplimiento.

El fiscal general Eric Schneiderman dijo que el acuerdo debe asegurar que los clientes son tratados con equidad independientemente de su raza o etnia en las 42 tiendas de la cadena en el estado.

publicidad

"Es absolutamente inaceptable, además de ilegal, que alguien en Nueva York sea tratado como criminal simplemente por el color de su piel", señaló Schneiderman.

Una larga investigación

Efe apunta que este acuerdo llega después de 16 meses de investigación por parte de Fiscalía, en los que se registraron no solo trato desigual a los clientes en algunas de las 42 tiendas que tiene Macy's en el estado de Nueva York, sino detenciones inapropiadas en la tienda Macy's en Herald Square, en Manhattan.

La Oficina de Derechos Civiles abrió una investigación sobre Macy's en febrero de 2013, después de recibir varias quejas de los clientes pertenecientes a minorías raciales, informa la fiscalía.

Desde entonces, la oficina ha recibido quejas de 18 clientes afroamericanos, latinos y otras minorías que afirmaron haber sido detenidos en tiendas de Macy's entre 2007 y 2013 sin haber robado o haber intentado robar.

La investigación reveló que Macy's investigó y detuvo a minorías por presuntamente robar a tasas significativamente más altas que los clientes blancos.

Además, a los clientes con dominio limitado del inglés sospechosos de hurto o fraude de tarjetas de crédito no se les permitió hacer llamadas telefónicas, ni tener acceso a un intérprete y fueron obligados a firmar notificaciones de transgresión a pesar de que no podían entender su contenido.

publicidad

El de Macy's es el segundo acuerdo en lo que va de año entre el fiscal y otras tiendas de Nueva York con prácticas discriminatorias hacia los clientes.

"Las acusaciones recientes de perfiles raciales en algunas grandes y famosas tiendas de Nueva York son un buen recordatorio de que la protecciones otorgadas por la Ley de Derechos Civiles de 1964 aún se necesitan hoy -y que la igualdad de la justicia bajo la ley sigue siendo un ideal americano que aún nos estamos esforzando en alcanzar", aseguró Schneiderman.

La AP añade que según documentos judiciales, empleados de Macy's detuvieron a 1,947 personas en la tienda de Herald Square en Manhattan entre octubre de 2012 y octubre de 2013. Mientras, unas 6,000 personas fueron detenidas en todas las tiendas del estado.

El acuerdo judicial exige a Macy's colocar letreros en inglés y español con los derechos de los clientes en todas sus tiendas en Nueva York y en su página de internet.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad