publicidad
.

La nueva presidenta del Banco Santander será Ana Patricia Botín logo-not...

Ana Patricia Botín, hija de Emilio Botín.

La nueva presidenta del Banco Santander será Ana Patricia Botín

La nueva presidenta del Banco Santander será Ana Patricia Botín

Para el consejo de administración, Ana Patricia es “la persona más idónea dadas sus cualidades".    

Ana Patricia Botín, hija de Emilio Botín.
Ana Patricia Botín, hija de Emilio Botín.

Decidido por el consejo de administración

En una reunión del consejo de administración del Banco Santander se tomó la decisión unánime de que Ana Patricia Botín sea la nueva presidenta del Banco Santander, tras la muerte de su padre Emilio Botín, según anunció la entidad financiera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

“En estos momentos tan difíciles para mí y mi familia, agradezco la confianza del consejo de administración y asumo con total compromiso mis nuevas responsabilidades”, afirmó la nueva presidenta de la primera entidad financiera de la Eurozona, informa la web de El Mundo.

Formado por 14 miembros "entre ellos Ana Patricia y uno de sus hermanos--, el consejo ratificó la propuesta de la comisión de nombramientos y retribuciones del Banco Santander.

publicidad

“Seguiremos trabajando con total determinación para seguir construyendo un Banco Santander cada día mejor para nuestros clientes, empleados y accionistas”, dijo la mujer de 53 años, quien ha trabajado para el banco en distintos países y responsabilidades.

Decisión unánime

Para el consejo de administración, Ana Patricia es “la persona más idónea dadas sus cualidades personales y profesionales, su experiencia, su trayectoria en el grupo y su unánime reconocimiento nacional e internacional”, cita el medio.

Fernando de Asúa, presidente del Comité de Nombramientos, espera que Ana Patricia tome de inmediato las riendas del banco.

El Mundo subraya que, tras conocerse la muerte de Emilio Botín, el sector pensaba ya en su hija para tomar el puesto. Ana Patricia era hasta ahora consejera delegada de Santander en el Reino Unido.

El banquero murió en momentos en que ya preparaba su relevo por estar cercano a cumplir los 80 años. Emilio Botín analizaba no presentarse para la reelección de la dirección de la institución, y ceder el puesto a su hija Ana Patricia.

Nacida en 1960 en Santander, Ana Patricia Botín es licenciada en Ciencias Económicas, nombrada por vez primera consejera del banco el 4 de febrero de 1989 y reelegida en las juntas generales de los años 1991, 1994, 1997, 2000, 2003, 2006 y 2014.

Además, funge como consejera no ejecutiva de The Coca-Cola Company.

publicidad

Por otro lado, la web de El País destaca que Ana Patricia Botín tiene como carta de presentación ser la consejera delegada de la filial en Reino Unido, principal división del grupo en estos momentos por beneficios. Ella sabe lo que es debatir con los principales inversores en el planeta, además de los supervisores británicos, que para los conocedores son los más exigentes tras la crisis financiera internacional.

La principal labor de esta mujer en el mundo ejecutivo hasta esta fecha es la presidencia ejecutiva de Banesto, cargo en el que se desempeñó de 2002 a 2010.

Para banqueros conocedores, añade El País, el cierre de la etapa de Emilio Botín significa la renovación de parte del consejo, pues buena parte de los miembros tiene edad avanzada.

Diario reconoce la trayectoria de Emilio Botín

Por otro lado, el principal diario económico de Estados Unidos, The Wall Street Journal, calificó al banquero español Emilio Botín como "una de las personas más poderosas de España de las últimas tres décadas".

El fallecimiento de la máxima figura del Grupo Santander la noche del martes por un ataque al corazón, significa "el final de una era", según dice el diario neoyorquino en su edición digital del miércoles, al recoger la opinión del experto del Berenberg Bank Nick Anderson, indica la agencia Efe.

publicidad

La hija de Emilio Botín, agrega el periódico, tiene ventaja porque ha ocupado puestos de dirección en secciones del Santander en España, Latinoamérica y el Reino Unido, y también porque los vicepresidentes tienen edades que superan los 65 años.

La selección de Ana Patricia Botín "proyectaría una imagen moderna del banco, una mujer bien preparada, que habla un excelente inglés", dice el diario, que recoge comentarios de Mauro Guillén, profesor de la Wharton School of Management.

"Es lo que el mercado espera, y lo último que querría hacer el Santander es sorprender al mercado", agrega Guillén, autor de un libro sobre el Grupo Santander.

Por su parte, The New York Times también informa en su edición digital de hoy de la muerte de Botín, en una nota fechada en Londres, y anota que en las últimas dos décadas transformó al Santander en uno de los mayores bancos de Europa.

El Times recuerda, además, que su importancia era tan importante en España que "los raros pronunciamientos que hacía sobre la economía a veces eclipsaban los de los políticos".

El legado de Botín

En otro parte informativo, Efe destaca que Emilio Botín comprometió en julio pasado más de 900 millones de dólares en apoyo a universidades entre 2015 y 2018.

Dicho monto no sería exclusivamente para instituciones educativas en España, sino que el 30 por ciento se invertiría en centros académicos de Iberoamérica y el resto del mundo.

publicidad

A través de la División Global Santander Universidades, el banco colabora con instituciones universitarias desde hace más de 17 años, una iniciativa que tiene la intención de distinguir a dicho banco del resto de las instituciones financieras en el mundo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad