publicidad
El objetivo de la declaración de bancarrota es "separarse de los obstáculos de la estructura financiera de la compañía madre, Atari S.A.", añade el comunicado.

Filial de Atari en EEUU se declaró en quiebra

Filial de Atari en EEUU se declaró en quiebra

La filial estadounidense de Atari se declaró en bancarrota como paso previo para separarse de la matriz francesa y especializarse en juegos para móviles.

El objetivo de la declaración de bancarrota es "separarse de los obstácu...
El objetivo de la declaración de bancarrota es "separarse de los obstáculos de la estructura financiera de la compañía madre, Atari S.A.", añade el comunicado.

Busca especializarse en juegos para teléfonos móviles

NUEVA YORK - La filial estadounidense de Atari, el famoso fabricante de videojuegos, se declaró en bancarrota como paso previo para separarse de la matriz francesa y especializarse en juegos para teléfonos móviles, se anunció este lunes.

¿Consideras que fue correcto declararse en quiebra? ¡Opina!

La filial (Atari Inc.) y otras tres compañías de pequeño tamaño presentaron la declaración ante un tribunal federal de Nueva York en la noche del domingo y su objetivo es obtener capital independiente para centrarse en juegos digitales y para móviles, detallaron este lunes en un comunicado.

La filial espera vender en un plazo de 90 a 120 días la gran mayoría o la totalidad de sus activos, incluyendo los derechos de sus juegos más famosos, detalla la nota.

publicidad

En los últimos años, Atari Inc. ha cambiado su modelo de negocio desde las plataformas de videojuegos tradicionales a los juegos digitales basados en las marcas más famosas de la entidad, como "Pong", "Asteroids" y "Centipede".

Como resultado, Atari Inc. se ha convertido en "un motor de crecimiento" para su matriz Atari S.A., que ha conseguido beneficios anuales consecutivos en 2011 y 2012, añade la nota.

El objetivo de la declaración de bancarrota es "separarse de los obstáculos de la estructura financiera de la compañía madre, Atari S.A.", añade el comunicado.

La declaración de bancarrota "constituye la opción más estratégica para las operaciones de Atari en EEUU", cuyas posibilidades de genera beneficios no se han cumplido "bajo el control de Atari S.A.", recalcó el comunicado.

La compañía ha afrontado en los últimos años problemas financieros y los esfuerzos para afrontarlos se han complicado debido a la compleja organización de la entidad, que es esencialmente un operación estadounidense propiedad de una entidad francesa con deudas y que cotiza en la bolsa de París, según explica en su edición digital el diario Los Angeles Times.

Nacida hace 31 años y especializada en las máquinas de juegos de los salones recreativos y en las primeras consolas, Atari se vio desplazada progresivamente por los nuevos gigantes del sector como Sony y Nintendo a pesar del carácter icónico de algunos de sus juegos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad