publicidad
Los individuos asociados con fideicomisos o empresas que adquieran ametralladoras o armas similares se sometarán a una verificación de antecedentes, algo que hasta ahora no era obligatorio.

Fabricante de fusil AK-47 busca evitar la bancarrota

Fabricante de fusil AK-47 busca evitar la bancarrota

La firma Izhmash planea usar la misma estrategia que utilizó General Motors al crear una nueva empresa que acumula activos buenos y vende los malos.

Los individuos asociados con fideicomisos o empresas que adquieran ametr...
Los individuos asociados con fideicomisos o empresas que adquieran ametralladoras o armas similares se sometarán a una verificación de antecedentes, algo que hasta ahora no era obligatorio.

El año pasado registró una deuda por $650 millones

MÉXICO - La empresa Izhmash, el mayor fabricante ruso de armas ligeras y “cuna” del legendario fusil de asalto AK-47 Kalashnikov, planea revertir su alarmante situación financiera y evitar la bancarrota con una nueva estrategia.

¿Crees que la estrategia para la empresa será la correcta para salvarse de la bancarrota? ¡Opina aquí!

El fusil de asalto más famoso de la historia, el AK-47, fabricado después de la Segunda Guerra Mundial, es usado por los ejércitos de más de 50 países y por tropas no regulares de todo el mundo e incluso está presente en banderas y escudos de varios Estados, revela el sitio ruso de Internet RT.

Sin embargo, señala, pese a la fama global de este ícono ruso -reconocido por su fiabilidad y facilidad de manejo- la planta matriz de Izhmash, que fabrica actualmente a los descendientes del fusil original, atraviesa por un momento alarmante tras haber registrado el año pasado una deuda de $650 millones.

publicidad

“Debido a un sistema de dirección complicado y a una maquinaria obsoleta, la empresa comenzó a no ser rentable”, refiere la página web: www.actualidad.rt.com.

Sin embargo, Izhmash no planea bajar los brazos ni rendirse ante la difícil situación.

Los directivos intentan revitalizar a esta gran fábrica de armas a imagen y semejanza del gigante estadunidense General Motors. Es decir, creando una nueva empresa con los activos buenos de la entidad en bancarrota, subraya.

“El modelo que hemos aplicado ha sido el de General Motors, que en 2009 experimentó una reconversión durante el proceso de quiebra y creó una nueva empresa que acumuló todos los activos buenos y vendió lo que llamamos activos malos”, dijo a RT Maxim Kuziuk, director general de la planta.

Izhmash, que hace poco estrenó su nuevo fusil AK, dice que se mantiene a raya la bancarrota gracias a una inversión $70 millones para los próximos tres años con la que pretende modernizar gradualmente sus instalaciones de producción.

Así, con la ayuda del Estado y el uso de sus propios fondos, la empresa aspira a recuperarse completamente para el año 2013 y a desarrollar 10 nuevos productos de gran demanda en el mercado.

Además, buscará acelerar sus exportaciones en los mercados de Asia y América Latina, mientras investiga las posibilidades de entrar al de Estados Unidos, destaca el sitio ruso RT.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad