publicidad
Una madre de California, apoyada por una organización defensora del consumidor, presentó una demanda colectiva contra McDonald's para pedir que la cadena de comida rápida deje de usar juguetes como "carnada" en los menús infantiles.

Demanda colectiva contra McDonald's por 'Happy Meal'

Demanda colectiva contra McDonald's por 'Happy Meal'

Una madre presentó una demanda colectiva contra McDonald's para pedir que la cadena deje de usar juguetes como "carnada" en los menús infantiles.

Una madre de California, apoyada por una organización defensora del cons...
Una madre de California, apoyada por una organización defensora del consumidor, presentó una demanda colectiva contra McDonald's para pedir que la cadena de comida rápida deje de usar juguetes como "carnada" en los menús infantiles.

'Juguetes como carnada'

LOS ÁNGELES - Una madre de California (oeste), apoyada por una organización defensora del consumidor, presentó el miércoles una demanda colectiva contra McDonald's para pedir que la cadena de comida rápida deje de usar juguetes como "carnada" en los menús infantiles.

"Una madre de dos niños de Sacramento, California, dijo que McDonald's usa juguetes como carnada para inducir a sus hijos que pidan a gritos ir a McDonald's y desarrollar así una preferencia por la Cajita Feliz nutricionalmente pobre", señala el comunicado divulgado por El Center for Science in the Public Interest (CSPI), grupo que apoyó la demanda.

El CSPI aclaró que no buscan con la demanda una compensación económica sino un cambio en la práctica de regalar juguetes en un menú alto en calorías, grasas saturadas y azúcares, lo cual constituye una estrategia de mercadeo improcedente que viola la ley de protección al consumidor en California.

publicidad

Según el comunicado, el CSPI notificó en junio a McDonald's sobre la demanda presentada el miércoles y luego intentaron varias veces alcanzar un acuerdo para evitar un litigio, pero el gigante de la hamburguesas con papas fritas se negó.

"Las ofertas de McDonald's son principalmente de carne grasa, quesos grasos, papas fritas, harina blanca y azúcar, una combinación limitada de alimentos que promueve el aumento de peso, la obesidad, la diabetes y las enfermedades del corazón y puede conllevar a una vida de alimentación pobres", dijo el director ejecutivo de CSPI, Michael F. Jacobson.

¿Responsabilidad de los padres?

En California empezó en noviembre lo que algunos medios han calificado como la "guerra contra la Cajita Feliz", cuando el consejo municipal de San francisco aprobó una ordenanza que contempla prohibir desde diciembre de 2011 los regalos de juguetes en productos como "Cajita Feliz" con más de 600 calorías.

Pero el alcalde de San Francisco, Gavin Newsom, vetó por entrometida esa ley, aunque la junta de concejales de la ciudad de San Francisco (norte de California) aprobó la legislación en una votación de 8-3 el martes pasado, el mínimo necesario para anular un veto.

"Los padres, no los políticos, deben decidir lo que dan de comer a sus niños, especialmente cuando se trata de gastar su propio dinero", dijo Newson al anunciar su veto.

publicidad

Hasta ahora McDonald's ha defendido sus productos y se niega a que leyes municipales decidan por los clientes, apegándose a sus derechos como empresa privada.

La obesidad cuesta cada año a la economía estadounidense al menos $215,000 millones, por costos directos como los gastos médicos, o indirectos como la pérdida de productividad. En el caso de los niños obesos el costo se eleva a $14,300 millones, según un estudio del Brookings Institution en Washington.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad