publicidad

Coca Cola suspende sus operaciones en Chilpancingo, Guerrero

Coca Cola suspende sus operaciones en Chilpancingo, Guerrero

La planta distribuidora cerró de forma indefinida debido a los actos vandálicos de los que ha sido objeto.

Coca Cola suspende distribución en Chilpancingo Univision

De forma indefinida, la planta distribuidora de Coca Cola FEMSA en Chilpancingo, Guerrero (al sur de México) suspendió el viernes sus operaciones y cerró, debido a los actos violentos de los cuales ha sido víctima, la retención de dos de sus trabajadores ha sido el más reciente de ellos.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) está analizando incluso si el cierre será definitivo, según informó la web CNN Expansión.

Por el “robo constante” de su producto y la “retención” tanto de sus unidades como de sus trabajadores, Jaime Nava, titular de la Coparmex, señaló que la empresa analiza qué tan viable es continuar con las operaciones en la región, donde el mayor conflicto se ha dado por las protestas tras la desaparición de 43 estudiantes de una escuela para maestros el 26 de septiembre pasado.

Informantes de la firma que pidieron no ser identificados dijeron al medio que se encuentran en un proceso de “revisión de nuestros procedimientos operativos, anteponiendo la seguridad de nuestra gente”, que no se sabe cuánto tiempo podrá durar.

El medio añade que, de acuerdo a la Coparmex, el cierre de la planta afectará la generación de empleos directos o indirectos.

“El corporativo analizó el hecho por la retención de dos de los trabajadores, pero por todo lo que ha sufrido la empresa, más con una empresa que tiene toda la seguridad en sus instalaciones, y han vulnerado esa seguridad tomando a miembros de su plantilla laboral es un reflejo de que cualquier empresa, grande o pequeña, en Guerrero corre peligro. Al hablar con las personas del corporativo nos han informado que van a cerrar por unos días, incluso puede ser definitivo”, insistió Nava en entrevista con CNN Expansión.

publicidad

La Confederación indicó que en los últimos cuatro meses han sido víctimas constantes de saqueos y retenciones de sus camiones por parte de estudiantes y maestros. Hasta la fecha 200 unidades de la compañía han sido saqueadas, en 12 casos donde las unidades se las han llevado con todo y el conductor, añadió Excélsior.

El más reciente incidente

El jueves pasado, dos representantes de la multinacional fueron liberados por maestros después de varias horas de retención, motivada por el arresto de tres alumnos acusados de saquear los camiones de la compañía.

Los empleados de la empresa de refrescos fueron liberados por la madrugada tras una negociación entre las partes, en la que Coca Cola accedió a quitar la denuncia que presentó en contra de los tres alumnos acusados del saqueo, destaca la agencia Efe.

En el diálogo medió el presidente interino de la Comisión estatal de Derechos Humanos, Ramón Navarrete, quien pidió a las partes no hacer de la violencia "el camino para resolver las diferencias".

Los trabajadores de Coca Cola habían sido sacados de las instalaciones de la empresa desde la tarde del miércoles por integrantes del sindicato Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg).

La retención se dio poco después de la captura de los jóvenes a los que la multinacional acusó por saqueos a una de sus unidades de abastecimiento.

publicidad

La Ceteg llevó a los trabajadores de Coca Cola al campamento que mantiene desde hace varios meses en el Zócalo de Chilpancingo para reclamar diversos beneficios laborales.

Al lugar llegaron agentes antimotines para tratar de rescatar a los empleados retenidos, pero después de enfrentamientos que involucraron piedras, petardos y gas lacrimógeno se retiraron sin haber logrado su propósito.

La Ceteg ha realizado numerosas manifestaciones, algunas de ellas violentas, en contra de la reforma educativa promulgada en 2013, que eliminó privilegios de las agrupaciones gremiales en la contratación, permanencia y promoción del personal docente.

Asimismo, se ha sumado a las protestas por la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela de magisterio de Ayotzinapa a manos de policías y miembros del crimen organizado, ocurrida el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad