publicidad
Que la pereza no te venza en el trabajo. Aquí te decimos cómo.

Que la pereza no te ataque en el trabajo

Que la pereza no te ataque en el trabajo

Vivimos en una sociedad cada vez más competitiva, así que debes aprovechar al máximo cada día laboral.

Que la pereza no te venza en el trabajo. Aquí te decimos cómo.
Que la pereza no te venza en el trabajo. Aquí te decimos cómo.

Nuestra sociedad es cada vez más competitiva, así que puedes hacer que aprovechar al máximo cada día sea uno de tus valores agregados.

Por esta razón, te compartimos algunos consejos de la versión digital del periódico mexicano Excélsior para que seas cada vez más productivo.

Más allá de las to-do lists

No te conformes con hacer un listado de las labores que tienes por hacer. Asígnales un horario en el día para que seas realista con lo que puedes realizar. De ese modo no tendrás una enorme lista con cosas que seguramente no terminarás, sino que terminarás la lista cada día.

Tu hora de salida

No te olvides del equilibrio entre la vida personal y la profesional, así que programa tus labores tomando en cuenta tu horario de salida. Recuerda que después de ese horario sigue tu vida personal, que es tan importante como tus quehaceres laborales, así que evita llevar tus labores hasta ese horario. Sentir control sobre tus labores disminuirá además tus niveles de estrés.

publicidad

Un plan semanal

Haz tus planificaciones, pero tomando en cuenta la semana completa. Si bien es cierto que es necesario tener las labores a desempeñar cada día, en lugar de saturar esa lista ve distribuyendo, con base en las prioridades, esas labores a lo largo de tu semana laboral. De ese modo no te saturas y sí logras cumplir con tus metas a un plazo no ten corto.

El medio afirma que, según investigaciones, tu tiempo es empleado más sabiamente cuando sigues un plan, además de que poner las cosas por escrito te hace apegarte más a cumplirlas.

Pocas cosas, pero de alto impacto

Tu secreto debes ser hacer lo suficiente, pero con gran valor, en vez de muchas cosas que resulten inútiles. No le digas “sí” a la cantidad; dile “sí” a la calidad. Asegúrate, reiteramos, de que lo que haces es de alto impacto para tu trabajo y también para tu vida diaria.

Evita los distractores

Si haces una revisión, descubrirás que has empleado mucho tiempo en distractores como reuniones y correos electrónicos, muchos de ellos improductivos. Ponte a trabajar en aquellas cosas en las que explotes tus talentos, habilidades y requieran tu pensamiento profundo, de modo que asegures resultados de alto valor. Puedes designar una hora para checar los correos y atender pendientes, pero procura no sobrepasar ese límite.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad