publicidad

Pensar como empleador es la mejor manera de encontrar empleo

Pensar como empleador es la mejor manera de encontrar empleo

La mejor manera de hallar un empleo es la más simple: hay que pensar como si fuésemos el empleador al que deseamos convencer.

Pensar como empleador es la mejor manera de encontrar empleo a9c2e06cd7c...

Estudia la oferta de empleo

Durante todos estos años trabajando en el Departamento de Trabajo de la Florida, cada día me convenzo más de que una de las barreras que quienes buscan empleo levantan contra ellos mismos es que se han grabado en su mente -y en su actitud- la frase: ¡Tengan compasión de mí, solo soy un desempleado!

Buscar Empleo

Si bien es cierto que tú estás desempleado, también es cierto que añadir a tu situación una bandera de derrotado antes de pelear la batalla solo te mantendrá por más tiempo en esa carretera de ida y vuelta, transitando de entrevista en entrevista de trabajo sin éxito.

La primera y más importante actitud es pensar como empleador. Y eso, ¿qué significa? Consiste en prepararse mejor averiguando qué toma en cuenta el entrevistador y qué hace cuando nos entrevista.

publicidad

Una pista efectiva se encuentra en el anuncio que ofrece esa oportunidad de empleo con la que tanto sueñas. Escudríñala, memorízala y compárala con tu currículum. Eso es precisamente lo que hace el empleador a la hora de seleccionar a sus candidatos: compara la solicitud de empleo con el résumé del candidato.

No es un interrogatorio

No me canso de recordar que hoy en día los anuncios de oportunidades de empleo son un excelente recurso también para hacer arreglos a nuestro résumé y nos dan la base para formular preguntas durante la entrevista. La entrevista es un intercambio de información de ambas partes, no un interrogatorio.

El anuncio de empleo también nos ayuda a decidir si vamos o no a la entrevista de trabajo. No se trata de ir a todas. Aunque estemos necesitados de trabajo, debemos ser selectivos para no perder tiempo y dinero en algo que no es lo que podemos desempeñar.

Conócete a ti mismo

El entrevistador formulará preguntas de acuerdo a las cualidades y calificaciones del candidato. Debes tener claro cuáles son tus habilidades y como éstas son compatibles con el empleo que la compañía ofrece. Esto solo se logra cuando nos conocemos a nosotros mismos.

Durante la entrevista te irán presentando paso a paso los detalles de la posición e información de la empresa. Aquí entra en juego el arte de saber escuchar. Un buen conversador no es aquel que habla hasta por los codos, sino aquel que sabe escuchar y, como resultado, contestar apropiadamente.

publicidad

Tu futuro empleador explorará durante la entrevista tu experiencia y cómo contestas o manejas las responsabilidades relacionadas con el empleo. En esta parte de la entrevista ellos tomarán notas. No te pongas nervioso ni pierdas la atención tratando de averiguar qué están escribiendo.

Otro aspecto que toma en cuenta el empleador es la agilidad del candidato para desenvolverse en la entrevista y por ende en el trabajo. No te duermas sobre tus laureles y pienses que el empleador solo toma en cuenta tu preparación académica y experiencia laboral.

Cuida tus expresiones

Las relaciones interpersonales son muy importantes. El impacto personal del solicitante durante la entrevista ejerce gran influencia en la decisión del empleador.

Las destrezas y las cualidades personales -apariencia, habilidad para expresarse, vocabulario, flexibilidad para adaptarse- son también aspectos que el empleador toma muy en cuenta.

También son evaluados el ajuste organizacional y cómo el futuro empleado puede ajustarse a la cultura y valores de la compañía.

La diferencia entre una entrevista de trabajo exitosa y una desastrosa depende en gran manera de ti, de lo informado y preparado que estés, y de tomar conciencia de que debes de aprender a pensar como un empleador.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad