publicidad

Mujer demandó a su patrón por perfume fuerte de su compañera

Mujer demandó a su patrón por perfume fuerte de su compañera

Una mujer demandó a su patrón porque el perfume de su compañera no le permitía trabajar. ¿Te ha pasado algo similar?

El caso de McBride

Casi todos hemos tenido que soportar fuertes olores en nuestro trabajo, ya sea el exceso de agua de colonia de un compañero o alguna fragancia de origen más dudoso. Pero, ¿era tan grave como para poner una denuncia?

En Detroit un juez federal decidió que una empleada municipal puede proceder con una demanda judicial al afirmar que no podía trabajar por el fuerte perfume de su compañera de trabajo.

La razón por la que el juez aceptó la demanda fue que la demandante padece de un impedimento físico: la incapacidad de respirar ante el perfume de su colega.

El juez Lawrence Zatkoff determinó que Susan McBride tiene un caso legítimo para una posible demanda bajo la ley que protege a los estadounidenses con limitaciones, informó el diario Detroit News.

La municipalidad ha pedido que se deseche la demanda legal.

McBride afirma que es muy sensible a los perfumes y a otros cosméticos. Agrega que su ex compañera de trabajo en el Departamento de Planificación del municipio usaba un perfume que le provocaba dificultades para respirar.

Indicó que su ex compañera también que usaba un desodorante de ambiente.

En la demanda judicial dice que su ex compañera accedió a dejar de usar el desodorante de ambiente pero siguió usando perfume.

A ti, ¿te molesta el perfume -o simplemente el olor- de algún compañero de trabajo? Opina

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad